El independentismo ha dejado a Barcelona sin la Agencia Europea del Medicamento. La ciudad ha sido eliminada en la primera ronda de votaciones, pese a que hace unos meses era la gran favorita para acoger la sede.

Publicidad

En la red social Twitter tienen claro quién ha sido el culpable, o más bien los culpables, de que Barcelona se haya quedado sin la Agencia Europea del Medicamento: el independentismo. La crisis secesionista ‘se ha cargado’, sin duda, las posibilidades que la ciudad tenía de ser sede de la EMA.

De hecho, Barcelona era la ciudad favorita desde hacía meses, siendo la única candidata, además, en presentar una sede física para acoger la Agencia Europea del Medicamento, la conocida como Torre Agbar. Sin embargo, el independentismo y la crisis secesionista de los últimos meses ha lastrado y terminado por eliminar a la Ciudad Condal de la carrera por acoger a la EMA, lo que hubiera supuesto un gran impulso a la capital catalana.

En Twitter, muchos han aprovechado para culpar al independentismo. Empezando por algunos de los rostros más reconocidos de Ciudadanos como Albert Rivera o Toni Cantó. Este último, también, señalaba a Ada Colau, quien este fin de semana reconocía que ni a ella ni a las bases de su partido les gustaba la idea de que la EMA tuviera su sede en Barcelona.

Como Rivera y Cantó, decenas de tuiteros han culpado al independentismo de la decisión de la votación, que se producía a primera hora de la tarde.

Eran las 16:20 horas de este lunes cuando todos los países habían emitido ya sus primeros votos. Con ellos, se debían asignar seis: tres puntos para la candidatura favorita de las 15 que quedaban, dos y uno para otro par de ellas.

A pesar de tener una de las ofertas técnicas más valoradas y ser la única que presentaba sede física para la EMA, Barcelona se salía de la lista y no lograba pasar a otra ronda. Y es que el Gobierno e incluso el Rey Felipe habían reforzado la ofensiva para lograr que España se quedara con la Agencia.

La crisis política provocada por el independentismo lograba acabar así con la carrera de Barcelona, que llevaba posicionada como favorita desde hacía meses. Ahora, serán Milán, Ámsterdam y Copenhague las ciudades que competirán por tener la sede de la EMA.

Publicidad

Comentarios