PP y Ciudadanos han sufrido este martes un escrache masivo durante la jornada de huelga general convocada en toda Cataluña para protestar por la represión policial en el referéndum independentista del pasado domingo.

Publicidad

En la sede del PP catalán, en la calle Urgell de Barcelona, se han llegado a reunir hasta 2.000 personas en una concentración convocada por la CNT y difundida por las redes sociales.

Los manifestantes han combinado reivindicaciones favorables a la independencia de Cataluña y gritos de “Hemos votado”, junto a proclamas de huelga general y a favor de los derechos laborales de los trabajadores. “Este delincuente no es mi presidente” o “fuera las fuerzas de ocupación”, han sido algunos de los cánticos que se han escuchado.

Para garantizar la seguridad, los Mossos d’Esquadra se han encargado de proteger la sede y han desplegado vallas. Además, numerosos bomberos de Barcelona se han colocado en primera fila para contener la rabia de los manifestantes.

Por otra parte, los independentistas también se han concentrado  ante la sede de Ciudadanos, en la calle Balmes. El diputado de la formación naranja Fernando de Páramo ha informado de que han tenido que salir escoltados por los Mossos.

“Hoy, la sede de Ciudadanos  ha vivido un episodio de acoso e intimidación. Empleados y cargos públicos han sido insultados y amenazados por los manifestantes”, ha dicho después Inés Arrimadas, líder del partido en Cataluña, que ha agradecido el comportamiento de vecinos que han salido en su defensa.

Publicidad

Comentarios