Organizaciones independentistas de izquierdas siguen haciendo de las suyas contra el turismo. En las últimas horas, Mallorca y Bilbao han sido el escenario de nuevos ataques.

Publicidad

Por un lado, Arran, filial de la CUP, junto con Endavant Mallorca y los ecologistas de Joves del GOB han iniciado una campaña en contra de los coches de alquiler en la isla balear.

Según aseguran en Twitter, han pegado en vehículos de alquiler de diferentes municipios mallorquines más de 1.000 adhesivos con el mensaje “Este coche sobra“. Aseguran que van a continuar con esta acción reivindicativa a lo largo del verano.

“El parque desmesurado de coches de alquiler satura las comunicaciones de nuestra isla, contribuye a la masificación y contamina”, dice Endavant Mallorca.

Por otro lado, la sede de la Agencia Vasca de Turismo (Basquetour) ha sido atacada este miércoles con el lanzamiento de pintura naranja y con pintadas en el exterior del edificio alusivas a la manifestación convocada para el 17 de agosto en San Sebastián por Ernai, la organización juvenil de Sortu, contra el modelo turístico.

En la sede, en el edificio del Gobierno Vasco en la plaza Bizkaia, en el centro de Bilbao, al mediodía un operario limpiaba los restos de pintura roja. El Gobierno Vasco ha apelado a la responsabilidad y ha condenado en un comunicado “estos nuevos ataques al sector turístico”.

RAJOY: “ES UN SINSENTIDO Y UN DISPARATE”

Precisamente este miércoles, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha referido a estos ataques al sector turístico, diciendo que es “un sinsentido y un disparate”. “Nunca creímos que hubiera gente con unas entendederas tan difíciles de entender que puedan hacer cosas como las que se están haciendo en estas últimas fechas”, ha señalado.

El turismo es fuente de riqueza, empleo y prosperidad. Atacarlo daña la imagen de España, conduce a menos riqueza y empleo y no ofrece ninguna alternativa sensata. Eso sólo puede quererlo gente muy radicalizada que se siente más cómoda en las malas noticias, en la pobreza y en el aislamiento“, ha afirmado el presidente durante su intervención en la visita al 40 aniversario del grupo hotelero Hotusa, cadena catalana de hoteles que tiene sede en la localidad lucense de Chantada.

Publicidad

Comentarios