Entre los días 22 de junio y 13 de julio el Teatro Real ofrecerá 15 funciones de ‘Lucia di Lammermoor’, de Gaetano Donizetti, en una producción de la English National Opera presentada posteriormente en las óperas de Washington, Toronto, Bonn, Oslo y Goteburgo y con dos repartos encabezados por Javier Camarena y Lisette Oropesa.

Publicidad

El Teatro Real presentaba este lunes a los medios su próximo estreno, la ópera ‘Lucia de Larmermoor’ compuesta por Donizetti, en una rueda de prensa sobre la que, desde el primer momento, sobrevolaba la pregunta de qué va ocurrir con la fusión del Teatro Real y el Teatro de la Zarzuela que el nuevo ministro de Cultura ha dejado en suspenso, por ahora. No obstante, de lo que tocaba hablar ayer era de la producción de Lucia a punto de estrenarse en Madrid en la recta final de la presente temporada. Así que la respuesta del director general del coliseo madrileño, Ignacio García-Belenguer, sobre el futuro de la fusión tuvo que esperar hasta el final. “El ministro está haciendo lo que debe hacer”, afirmó entonces García Belenguer, una vez concluida la rueda de prensa sobre la ópera de Donizetti: “recibir a las partes y cuando tenga una visión general, tomará su decisión”. Por parte del Real, simplemente, “pleno respeto a lo que decida”.

Pero, como decíamos, esta breve declaración sobre un tema que lleva semanas – o meses – siendo caballo de batalla y que parecía (estaba) ya hecho, llegaba después de que se hablara de Lucia de Lammermoor con los protagonistas de esta producción cuya puesta en escena corre a cargo de David Alden, quien se ha inspirado en la terrorífica atmósfera victoriana de los cuentos de Edgar Allan Poe. A propósito de ello, contaba este lunes el propio Alden que para “construir” el castillo ruinoso donde trascurre la ópera se inspiraron en el enorme caserón de mediados del siglo XIX donde trabajaba John Langdon Haydon Down, el médico británico conocido por describir y dignificar el síndrome que desde entonces lleva su apellido. Down utilizaba, además, un pequeño teatro como parte del tratamiento de sus pacientes en el que la música jugaba un papel importante.

La soprano Lisette Oropesa ('Lucía') y el barítono Artur Rucinski ('Enrico Ashton')
La soprano Lisette Oropesa (‘Lucía’) y el barítono Artur Rucinski (‘Enrico Ashton’)

Basada en la truculenta novela histórica de Walter Scott, ‘The Bride of Lammermoor’, que Salvatore Camarano transformó en libreto, la ópera es el epítome del melodrama romántico: emociones exacerbadas, amores imposibles, conflictos ancestrales, duelos, traiciones, locura y muerte. Donizetti compuso la música en apenas un mes, influenciado por el triunfo de I puritani, de su rival Vincenzo Bellini, cuya ópera tiene también una estremecedora escena de locura y una premonitoria tempestad. Lucia di Lammermoor es una joven huérfana, desequilibrada y soñadora, enamorada de Edgardo, un enemigo de la familia a quien odia profundamente su hermano, quien pretende obligarla a casarse con un noble adinerado que les salve de la ruina. Para conseguirlo, con la complicidad del capellán y las malas artes de su guardián, hace creer a Lucia que su enamorado la ha traicionado. Empujada a firmar el acta matrimonial, la joven, rota por el dolor y presa de la locura, asesina a su esposo en la noche de nupcias, enajenada en una especie de ensoñación angelical que culmina con su muerte y el posterior suicidio de su amado.

La soprano Lisette Oropesa ('Lucía')
La soprano Lisette Oropesa (‘Lucía’)

Con esta historia truculenta y el oficio, brillantez y fecundidad característicos de Donizetti, la partitura fluye, arrolladora, alternando el trepidante ritmo del drama con largas suspensiones de la acción teatral, en las que los protagonistas expresan sus sentimientos con gran aliento expresivo y una escritura vocal llena de artificios, muchas veces en beneficio de la caracterización psicológica de los personajes. Así, la extrema dificultad de la coloratura y los registros agudos del papel de Lucia dan a su carácter un aura irreal y onírico, que inmortalizaron cantantes como Maria Callas, Leyla Gencer, Joan Sutherland o Edita Gruberová, que interpretó el papel en el Teatro Real en 2001, junto a José Bros, con dirección musical de Friedrich Haider y escénica de Graham Vick.

Por su parte, Daniel Oren, gran conocedor del melodrama romántico italiano, es el encargado de ponerse al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, después de sus éxitos en Les pêcheurs de perles y La favorite. Durante la rueda de prensa, Oren se ha mostrado muy satisfecho por haber tenido la oportunidad de estar en una producción que, al contrario de la mayoría de producciones de Lucia, mantiene “casi íntegra” la partitura escrita por el compositor italiano. “Es increíble”, confesaba el maestro Oren, “la fuerza que se adquiere interpretando toda la música que escribió Donizetti”. Se congratulaba asimismo de que, igual que en la partitura original, se introdujese en la orquesta una armónica de cristal – tantas veces sustituida por la flauta en las representaciones de Lucia -, ese instrumento tan especial del que se decía que podía volver locas a las personas sensibles.

La soprano Lisette Oropesa ('Lucía') y Yijie Shi ('Lord Arturo Bucklaw')
La soprano Lisette Oropesa (‘Lucía’) y Yijie Shi (‘Lord Arturo Bucklaw’)

Dos cuartetos protagonistas se alternarán en las 15 funciones de la ópera. Encabezan sendos elencos la estadounidense de ascendencia cubana Lisette Oropesa (Rigoletto) y la rusa Venera Gimadieva (La traviata, I puritani, y El gallo de oro), que actuarán junto a los tenores Javier Camarena (La fille du régiment, I puritani y La favorite) e Ismael Jordi (L’elisir d’amore y Roberto Devereux), secundados por los barítonos Artur Rucinski y Simone Piazzola, los bajos Roberto Tagliavini y Marko Mimica, el tenor Yijie Shi, la mezzosoprano Marina Pinchuk y el barítono Alejandro del Cerro.

Además, en el marco de la Semana de la ópera (del 2 al 8 de julio), Lucia di Lammermoor será retransmitida el 7 de julio a las 21.30 horas en pantallas instaladas en plazas, parques, casas de cultura y ayuntamientos, y también en importantes museos, teatros y auditorios de toda España. Municipios de más de 40 provincias se han sumado ya a la retransmisión, cuyo plazo de inscripción sigue abierto hasta el 30 de junio. Lucia di Lammermoor se retransmitirá también, para todo el mundo, en Facebook Live, Palco Digital y Opera Vision (plataforma de Opera Europa) ese mismo sábado, 7 de julio, a las 21.30 horas.

Publicidad

Comentarios