El Parlamento catalán aprobará la investidura a distancia, después de que la Mesa haya incluido la reforma legal en sus propuestas. Sin embargo, no llegará a nada, ya que será impugnada.

Publicidad

Mientras Jordi Sánchez pide su libertad en el Supremo, la Mesa del Parlamento catalán decidía este lunes tramitar la reforma de la ley de presidencia. Con ello se pretende abrir la puerta a la investidura a distancia. Una propuesta que será aprobada previsiblemente por el Parlamento catalán pero impugnada inmediatamente. Se espera así que no llegue a nada concreto.

Y es que PSC y Cs ya han anunciado que recurrirán la reforma. Algo que puede abrir un nuevo conflicto en el Tribunal Constitucional. Pero también podría abrir la puerta definitivamente a Jordi Turull como candidato.

Roger Torrent había aplazado hace un mes la reforma legal que permitiría la investidura a distancia. Entonces, alegó defectos de forma. Pero este lunes los miembros independentistas de la Mesa han decidido dar trámite a la modificación para lograr la votación telemática o por persona interpuesta. Con el fin de que Puigdemont y Comín puedan votar desde Bruselas de una u otra manera.

Recursos

De momento, PSC y Cs han anunciado ya que presentarán sendos recursos para evitar la reforma. Se espera así que sea impugnada en breve y que, por tanto, no llegue a nada. Y eso que Junts per Catalunya ha solicitado la tramitación de la reforma por la vía de urgencia.

PSC y Cs ya piensan también en pedir un dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias. Un movimiento que retrasará varias semanas la puesta en marcha de los procesos parlamentarios en Cataluña.

Publicidad

Comentarios