El separatismo ha encontrado la fórmula para desencallar por fin la investidura. Ésta pasaría por tener un reconocimiento simbólico para Carles Puigdemont y en convertir a Elsa Artadi en nueva presidenta de la Generalitat.

Publicidad

La fórmula elegida por JxCat y ERC para desencallar la investidura pasa por investir a Elsa Artadi como presidenta de la Generalitat, con un reconocimiento simbólico para Carles Puigdemont, según adelanta RAC1.

Puigdemont sería reconocido a través de una propuesta de resolución, un texto sin efecto jurídico pero que sí serviría para restituir simbólicamente el cargo del presidente de la Generalitat.

A efectos legales, el Tribunal Constitucional podría hacer muy poco, ya que se trata más de un texto de posicionamiento político que de efectos prácticos. Esto implica que el Parlamento catalán reconocería que el presidente de la Generalitat sea Carles Puigdemont pero legalmente no habría caso.

NEGOCIACIONES MUY AVANZADAS

Una vez salvado el obstáculo jurídico, el presidente del Parlament, Roger Torrent, convocaría un nuevo pleno de investidura. Y la elegida como candidata sería Elsa Artadi, la portavoz parlamentaria de JxCat y que cuenta con el visto bueno de ERC y CUP.

Así, según explica RAC1, las negociaciones entre ERC y JxCat estarían muy avanzadas. Tanto que ya tendrían decidido buena parte del Gobierno y en el que las dos formaciones se repartirían a medias las carteras. El nuevo Govern combinaría consellers del anterior Ejecutivo de Puigdemont y caras nuevas.

Publicidad

Comentarios