La proclamación de la República catalana independiente de este viernes en el Parlament llevó a muchos separatistas a creerse ya en un Estado propio. Aunque esa DUI sin ningún valor jurídico fue abortada en unas horas por el Gobierno con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, las redes sociales fueron testigo de locuras como romper el DNI, quemar el pasaporte o retirar banderas españolas de Ayuntamientos.

Publicidad

Un vecino de Figueras (Gerona), preso de la euforia, no tardó en publicar en su perfil de Twitter una foto de su DNI cortado a tijera con el mensaje: “¡Adiós Reino de España!”, “¡Hola República catalana!”. Ni siquiera tuvo la ocurrencia de tapar su foto ni sus datos, que quedaron a la vista de todos.

Su acción fue motivo de mofa para muchos, incluso para la Policía Nacional, que ha aprovechado para informar sobre cómo se puede renovar este documento.

Otro tuitero fue más allá y quemó su pasaporte en un plato sobre una vitrocerámica. “Que os den por culo. Ni 155 ni la madre que os van a parir a todos. Viva Cataluña. A chuparla, feotes. Os podéis quedar el país de pandereta”, dice mientras se puede ver el documento envuelto en llamas.

Esta euforia por la nueva República también llegó a algunos ayuntamientos catalanes, como los de Gerona o Sabadell, a los que les faltó tiempo para descolgar del balcón consistorial la bandera española, dejando solo la de Cataluña.

Eso es precisamente lo que esperaban los independentistas concentrados frente al Palau de la Generalitat, que no pararan de reclamarlo durante toda la tarde-noche al grito de “Fora, fora fora la bandera espanyola”. Esa icónica imagen, sin embargo, nunca llegó a producirse para decepción de muchos.

Publicidad

Comentarios