La tensión se apoderó de las calles a las puertas del Palau de la Música. Una cacerolada recibió al Rey Felipe en su llegada y salida de la cena de inauguración del Mobile World Congress.

Publicidad

La visita del Rey a Barcelona para inaugurar el Mobile World Congress (MWC) provocaba momentos de tensión a las puertas del Palau. Convocados por las plataformas independentistas, unas 500 personas se concentraban en los aledaños del Palau para recibir al monarca con una cacerolada.

También con pitos, prendas y lazos amarillos, y esteladas, los manifestantes protestaban contra la presencia del Rey en Barcelona. Sus intentos por saltarse los cordones de seguridad provocaba momentos de tensión y enfrentamiento contra los Mossos. Una noche que dejaba 19 heridos leves en las inmediaciones del Palau.

Gritando consignas como “no tenemos miedo”, “fuera las fuerzas de ocupación” o “somos república”, los manifestantes intentaban llegar hasta el Rey.

Eran muchos los que en Twitter recogían los momentos de tensión y las protestas contra Don Felipe, quien en el interior apelaba a la “cooperación” para que Barcelona siga acogiendo el MWC.

En su salida, el Rey se encontraba con el himno de Riego, ‘Els Segadors’, la ‘Internacional’, ‘A las barricadas’ y a Valtonyc. Un vecino era el encargado de ponerlo desde su balcón.

Tabarnia, con el Rey

Y mientras los independentistas ocupaban las puertas del Palau, medio millar de personas se manifestaban en apoyo del Rey. Convocados por la plataforma Tabarnia, se concentraban en la plaza de Catalunya. En un momento dado, incluso, llegaban a enfrentarse con los que se manifestaban en contra.

El portavoz de la Coordinadora de Tabarnia, Jorge Ibáñez, era el encargado de leer un manifiesto. En él, reclamaba “hacer confluir voluntades” y apelaba a la “esperanza” que ha generado Tabarnia.

Entre “vivas al Rey”, han ondeado banderas españolas y mostrado su apoyo al monarca.

 

Publicidad

Comentarios