Donald Trump sigue su cruzada contra la prensa, a la que acusa de tergiversar y mentir. Tras una semana con tuits incendiarios contra ‘The Washington Post’, ‘The New York Times’ o el programa ‘Morning Joe’, ha decidido culminar manipulando un vídeo en Twitter para pegar a un hombre con el logo de la CNN en la cara. Y eso que en estos días incluso los republicanos han criticado sus ataques a los medios.

Publicidad

Sin embargo, poco le importa a Trump lo que opinen en su partido. Con una cuenta en Twitter en la que acumula más de 33 millones de seguidores, Trump colgó un vídeo editado en el que él mismo pega a un hombre cuyo rostro aparece tapado por un logo de la CNN. Como título sólo dos hastag: #FraudnewsCNN y #FNN (haciendo referencia a esas acusaciones de fraude que lanza siempre que puede a la cadena). En solo unas horas superó los 110.000 retuits y, a estas horas, supera ya los 273.000.

El vídeo manipulado dura casi 30 segundos pero es la misma acción de cuatro segundos repetida. En las imágenes, se ve a Trump coger por el codo a un hombre en un ring de pressing catch. La cara del hombre aparece tapada con el logo de la CNN. El presidente americano lo tira al suelo y le da varios puñetazos, luego se levanta y se va.

Las imágenes, eso sí, son reales, y pertenecen a una pelea ficticia de 2007 entre Trump y el millonario Vince McMahon, propietario del campeonato mundial de lucha libre. Una actuación pactada por ambos en el marco de este tipo de peleas.

Tras el tuit, la CNN lamentó el vídeo manipulado y aseguró ser un día “triste” porque “el presidente de Estados Unidos alienta la violencia contra los reporteros”. “En vez de prepararse para su [viaje] al extranjero, su primer encuentro con Vladimir Putin, tratar con Corea del Norte y trabajar en su proyecto de ley sanitaria, participa en un comportamiento juvenil muy por debajo de la dignidad”, termina el comunicado de la cadena, que ha asegurado que seguirá haciendo su trabajo.

Publicidad

Comentarios