La final de Eurovisión 2019 contará con Madonna como estrella invitada. La cantante recibirá un desorbitado caché (un millón de euros) por interpretar dos canciones de su repertorio.

Publicidad

Los asistentes a la gala final de Eurovisión 2019 y los que sigan el festival por televisión disfrutarán de una actuación estelar: la de Madonna. La cantante va a asistir a Tel Aviv el 18 de mayo tras unas “duras negociaciones”. Lo ha confirmado el periódico israelí ‘Hayom’, que ha desvelado, además, el desorbitado caché que cobrará la artista.

Durante su aparición, Madonna interpretará dos canciones de su repertorio. Por su actuación, recibirá nada menos que un millón de euros. Un caché impagable para la televisión pública israelí.

Por eso, ha sido el millonario canadiense-israelí Sylvan Adams el encargado de pagar a Madonna. Al parecer, desde que comenzaron las negociaciones, se ofreció a costear la actuación de la artista.

No ha sido una negociación fácil. Al desorbitado caché se unió el problema de las canciones. Madonna quería decidir qué dos temas interpretar en Eurovisión. Pero las normas de la UER impiden que haya letras con crítica política.

Reventa disparada

La confirmación de Madonna como estrella invitada ha hecho que las entradas para Eurovisión se hayan disparado en reventa.

Y es que aunque se desconocen qué dos canciones interpretará la artista, su sola presencia hace a muchos pagar más para asistir al festival.

Publicidad

Comentarios