Pablo Iglesias ha sufrido un gran cambio tras convertirse en padre. Él mismo lo contó en su visita a ‘El Hormiguero’ este pasado martes. Un espacio en el que no dudó en cambiar hasta pañales.

Publicidad

“Cuando te conviertes en padre, tu vida cambia para siempre”. Así hablaba Pablo Iglesias tras reincorporarse de su baja paternal. En su entrevista en ‘El Hormiguero’, el líder de Podemos reconocía que sus prioridades ahora eran diferentes.

No se arrepiente, dice, de haberse mudado a Galapagar para que sus hijos puedan crecer en el campo. Unos mellizos que son “muy buenos y muy guapos” y que no se parecen a él.

Además, Pablo Iglesias sufrirá otro cambio en su vida en unos meses, ya que espera su tercera hija, con Irene Montero. “Claro que es buscado, pero lo sorprendente es que a la primera intentona haya sucedido”, confesaba a Pablo Motos.

En su intervención en el programa, Iglesias demostró que se le da bastante bien cambiar pañales. Todo ello mientras, a su vez, daba un mitin.

Galapagar

Motos incidió especialmente en el chalé de Galapagar al que Iglesias y Montero se trasladaron hace ya un tiempo. Precisamente, para criar a sus hijos. Aunque el líder de Podemos dice que era “muy feliz viviendo en Vallecas, las circunstancias cambian”.

Y reiteraba que “yo pago la hipoteca de esa casa”. “Tengo dos carreras. Nadie me ha regalado nada”, dijo contundente.

Reconoció que se dio cuenta de la polémica y por eso puso su cargo a disposición. Y aseguró que si tiene que pagar un peaje para que sus hijos vivan más lejos de Madrid, “estoy dispuesto a pagarlo”.

Finalmente, terminaba relajándose y admitiendo que “bañarte con los colegas en la piscina y tomarte unas cervezas está guay”.

Publicidad

Comentarios