Patricia Ramírez, la madre de Gabriel Cruz, regaló la bufanda azul que siempre llevaba en la mano estos días de angustia en la búsqueda del niño al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

Publicidad

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha acudido emocionado a la Catedral de Almería, donde se ha oficiado el funeral por la muerte de Gabriel Cruz después de que la madre del pequeño, Patricia Ramírez, le haya regalado la bufanda azul de su hijo que ha llevado puesta desde que desapareciera éste el pasado 27 de febrero.

Zoido, que ha acudido a dar el último adiós a Gabriel con la bufanda en la mano, se ha emocionado con el regalo de Patricia. Cuando la madre se la ha dado en la Diputación de Almería, donde había quedado instalada la capilla ardiente y antes de salir el féretro hacia la catedral, se ha echado a llorar.

Para Zoido es “todo un honor” recibir este regalo, según fuentes de Interior, porque durante estos trece días de búsqueda del niño de ocho años su madre no se la había quitado como símbolo del pequeño.

Zoido acude a la Catedral de Almería con la bufanda de Gabriel en la mano
Zoido acude a la Catedral de Almería con la bufanda de Gabriel en la mano

“ALGO MÁS QUE UN REGALO”

De hecho, Gabriel Cruz llevó esta bufanda, que se la había hecho su abuela, a la nieve el fin de semana anterior a su desaparición. “Patricia siempre decía que la llevaba puesta porque precisamente le recordaba la felicidad de su hijo aquel día. Es algo más que un regalo. Es un sentimiento que el ministro nunca olvidará”, señalan desde Interior.

Zoido conectó desde los primeros días de la desaparición con los padres de Gabriel. El ministro tiene un hijo de esa edad y perdió otro que tenía 17 años en un accidente de tráfico. Este lunes, en su intervención a los medios de comunicación tras visitar la capilla ardiente de Gabriel, recordó que ningún padre estaba preparado “para perder un hijo”, pero también lanzó un mensaje de esperanza: “De todo se sale. Ellos son muy jóvenes”.

Publicidad

Comentarios