Traición. La CUP no pudo contener su enfado tras escuchar el discurso del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el Parlament en el que declaró la independencia de Cataluña para inmediatamente después suspenderla y abrir un tiempo de diálogo.

Publicidad

En una rueda de prensa tras el Pleno, el portavoz Quim Arrufat dejó claro que la CUP recela de la decisión de Puigdemont de no haber declarado la independencia y proclamado la república como “estaba acordado”.

Advirtió al presidente de que la confianza de los ‘cupaires’ en el Govern ha quedado “tocada” y avisó de que trasladará a sus órganos la decisión de continuar o no con su actividad en el Parlament.

Arrufat relató cómo una hora antes del pleno recibieron la llamada de Puigdemont que les trasladó que “hoy no tocaba declarar la independencia porque había recibido presiones y llamadas de mediación internacional”.

“Nos decía que consideraba conveniente que, antes de la proclamación de la república, tenía que haber diálogo”, explicó el ‘cupaire’, que añadió que ellos son partidarios de declarar la independencia porque la república es un instrumento para poder negociar de igual a igual.

Arrufat dijo no entender que no se dé cumplimiento a la Ley del referéndum, que exige que el Parlament declare la independencia 48 horas después de la proclamación oficial de los resultados: cree que no se ha hecho y que el presidente deberá explicárselo a ellos y a los ciudadanos.

DOCUMENTO DE “ESCASA VALIDEZ”

Asimismo, no cree que se haya declarado la independencia pese a la firma de un documento que tuvo lugar en una sala del Parlament tras el pleno por parte de los diputados de JxSí y de la CUP.

Ese documento tiene “escasa validez: tiene validez política para el día en que se apruebe con todos sus efectos jurídicos, y para eso se tiene que levantar la suspensión y llevarla a sede parlamentaria para hacerla efectiva”.

Descontentos con la decisión del presidente,  dicen que estudiarán dejar su actividad parlamentaria: “Vinimos a darle la palabra a la gente y a ser consecuentes con ella”.

Preguntados por lo que harán en caso de que Puigdemont no proclame la república en un tiempo aceptable para los ‘cupaires’, explicó que movilizarán a la ciudadanía para exigirlo desde la calle.

ARRAN: “NO TENÉIS VERGÜENZA”

Más duro fue todavía Arran, la organización juvenil de la CUP. “Estamos asistiendo a una traición inadmisible. Hoy @KRLS (Puigdemont) frena el mandato popular claro y rotundo del referéndum”, denunciaron en un primer tuit

Y continuó: “En el Passeig de Sant Joan se respira rabia e indignación. Millones de personas heridas, ¿para eso? No tenéis vergüenza”. Para terminar esta serie de mensajes concluyeron: “Ahora más que nunca es preciso que continuemos organizadas para exigir la aplicación inmediata de la independencia. Que la prudencia no nos haga traidores”.

Publicidad

Comentarios