Carles Puigdemont ha abierto la puerta a otro candidato diferente a Jordi Sánchez y ha pedido más “tiempo” para encontrar soluciones. Además, ha anunciado que sacará un libro y que quiere evitar otras elecciones.

Publicidad

Era su primera entrevista tras salir de la cárcel y Puigdemont elegía a TV3, como suele ser habitual en él. Irónico por momentos pero medido y perseverante, el expresidente de la Generalitat pidió la “confianza” de los ciudadanos para hacer frente a la “grave anomalía democrática que estamos viviendo”. También se ha mostrado dispuesto a casi todo por evitar otras elecciones y ha abierto la puerta a un candidato diferente a Jordi Sánchez.

“Tenemos el día 22 de mayo, es la fecha límite. No hará falta apurar hasta el final, pero dejemos trabajar un poco. Un poco de confianza, por favor. Tenemos tiempo para encontrar soluciones que, por un lado respeten el mandato de la gente, y, por otro, nos lleven a formar el Govern que queremos -y no el que quiere el señor Llarena- y nos evite ir a elecciones”, ha dicho.

Puigdemont avala así la tesis de Artur Mas, que el pasado sábado aseguraba que había quien quería “en Madrid” que se repitieran las elecciones. El expresidente excarcelado ha ido un poco más allá y ha apostillado que el Estado lo que quiere “es un Govern de rodillas, y esto no lo ha votado la gente, no se lo podemos dar”.

La entrevista de Puigdemont, realizada por el propio director de TV3, arrancaba con un análisis de la situación actual. Y con una crítica al juez Llarena por no dejar a Jordi Sánchez acudir a su investidura. “No solo va en contra de lo que ha pedido el pueblo de Cataluña en unas elecciones convocadas por el Estado, sino que va en contra de lo que pide Naciones Unidas”, decía.

Sin diálogo

El expresidente catalán decía también no haber tenido nunca diálogo fluido y directo con Mariano Rajoy. Asegura que a través de un ministro pidió tener línea directo con el presidente del Gobierno. Pero que nunca se produjo. “Rajoy no quiso hablar conmigo antes de la aplicación del artículo 155 de la Constitución que bloqueó las instituciones catalanas”, dijo.

Por falta de ese diálogo, Puigdemont ha aprovechado para hacer un llamamiento a las instituciones europeas ante una situación en la que dos millones y medio de ciudadanos europeos están siendo tildados de dar su apoyo a una idea criminal”. “Creo que nos hemos ganado el derecho de ser escuchados”, aseveró.

Libro en octubre

Además de todo el panorama político, Puigdemont anunció que prepara un libro para septiembre. Lo hará con una editorial belga por, según él, encargo de la misma.

No ha dado muchos detalles, pero asegura que no explicará detalles de lo que ocurrió en octubre pasado. El libro tratará de “la crisis catalana en clave de crisis europea”.

“Explicar a la ciudadanía europea la revolución catalana: ¿por qué nos proponemos esto, cómo lo queremos hacer, por qué utilizamos la vía de la no violencia, por qué somos tan tercos, por qué persistimos en la idea de querer votar y decidir nuestro futuro?”.

Publicidad

Comentarios