El próximo 2 de mayo se permitirá salir a correr. Una medida que muchos aficionados al deporte esperaban, hartos tras casi dos meses de encierro de no poder ejercitarse al aire libre. Sin embargo, hay que retomar la actividad con cautela, no solo sanitariamente hablando sino también deportivamente. Repasamos 10 consejos para salir con seguridad y sin lesiones.

Publicidad

Han pasado casi dos meses de encierro y la población pedía ya medidas de alivio. Tras la salida la semana pasada de los menores de 14 años, ahora será el resto de ciudadanos los que puedan salir a correr o pasear. De momento se desconocen las condiciones y horarios bajo los que se podrá hacer deporte a partir del 2 de mayo. Pero sí es importante recordar una serie de 10 consejos para evitar lesiones y retomar la actividad deportiva con seguridad.

Y es que la condición física de prácticamente todo el mundo ha quedado muy ‘tocada’. Pese a que algunos han podido mantenerse relativamente en forma, son muchos los que están deseando salir a correr.

Hay que tener en cuenta, antes de eso, que la resistencia no será la misma. Y que probablemente muchos hayan cogido algún kilo de peso de más. Por eso, hay que planificar muy bien cómo salir a correr.

10 consejos

Lo primero de todo es revisar el calzado, ya que se tiene que utilizar uno adecuado. No utilizarlo puede acarrear lesiones.

La falta de exposición a la luz solar puede debilitar el sistema inmunitario, por lo que hay que salir con precaución. Y siempre escuchando a lo que nos dice el cuerpo.

Antes de arrancar a correr hay que calentar. Lo ideal es cinco minutos de movilidad articular para preparar al cuerpo.

Durante los 10 primeros minutos es recomendable andar. Caminar a ritmo rápido e ir aumentando velocidad poco a poco.

Si pasados esos diez primeros minutos estamos bien, podemos correr. Lo recomendable es hacerlo de manera suave y durante 15 ó 20 minutos. Es mejor no poner a prueba al cuerpo los primeros días. Es importante mantener un ritmo cómodo y constante.

Tras los minutos de carrera, lo mejor es volver a caminar y bajar las pulsaciones. Hay que pararse y estirar un poco antes de poder retomar la carrera otros diez minutos.

Al terminar, hay que estirar de manera suave y volver a casa. Y no olvidar realizar algunos ejercicios de fuerza para tonificar la musculatura.

La rutina debe ser salir a correr tres o cuatro días a la semana, ir aumentando el ritmo de carrera poco a poco hasta lograr media hora de trote continuo.

A nivel sanitario es importante respetar las distancias de seguridad con otras personas. También no tocar nada, sobre todo cuando se pare a estirar. Y aunque se sude es importante no tocarse la cara, algo que hacemos de manera involuntaria.

Por último, al llegar a casa, es importante desinfectar la suela de las zapatillas y lavarse bien las manos, incluso antes de pasar por la ducha.

Publicidad

Comentarios