Los turistas extranjeros podrán volver de vacaciones a España en julio. Es el cálculo que hace el Gobierno quien defiende que una apertura ante de tiempo sería una «irresponsabilidad».

La vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, responsable además de la desescalada, ha asegurado que los turistas extranjeros podrán volver a España en el mes de julio. Es el cálculo que hacen desde el Gobierno. Y es que una apertura antes de tiempo, asegura, sería una «irresponsabilidad» que podría poner en riesgo a la población española.

«Tenemos que ir con mucho cuidado sobre cómo la persona que viene no corre riesgo», ha dicho. Porque llegan, dice, «a un destino seguro». Y al mismo tiempo, su llegada no suponga un riesgo para la población local.

«Nuestra idea es que podamos trabajar sobre orígenes y destinos seguros más bien pensando en el mes de julio que en junio», ha adelantado Ribera. La ministra ha explicado además que la vuelta de turistas extranjeros «probablemente venga acompasada con el resto del proceso de desescalada».

En sus declaraciones, Ribera ha recordado que los rebrotes en países como China o Corea del Sur provienen de casos importados del exterior. «Eso no lo queremos para nuestra población», ha dicho contundente. «Los datos que son extraordinarios en las islas Canarias, Baleares o Andalucía nos ofrecen seguridad hoy, cuando no hay movilidad entre provincias», explica. «Si se abre masivamente, podríamos estar incurriendo en una irresponsabilidad», ha sostenido.

Pese a todo, Ribera reconoce que el turismo es «una cuestión importante». Por eso, los ministros de Sanidad, Asuntos Exteriores, Turismo y Transporte trabajan para «gestionarlo con prudencia». Y ha admitido que ya empieza a haber interés y demanda por venir desde el extranjero otra vez.

Recuperación rápida

Ribera confía además en la «rapidísima recuperación» por el esfuerzo de todos los territorios. Aunque ha recordado que sigue habiendo riesgo de rebrotes. Por tanto, se podría producir una regresión en las medidas de alivio del confinamiento.

Sin vacuna «no se puede cantar victoria». Pero si se dan los pasos adecuados se puede «recuperar» ampliamente «nuestra normalidad».

Comentarios