El Gobierno aprueba este viernes el Ingreso Mínimo Vital, del que ya se conocen los puntos clave como quiénes serán los beneficiarios, cómo se presentará la solicitud o qué cantidades se cobrarán.

Publicidad

El Consejo de Ministros extraordinario de este viernes tiene sobre la mesa la aprobación del Ingreso Mínimo Vital. Una medida estrella para el Gobierno de coalición y cuyos puntos clave ya se conocen. Tras retrasarlo, finalmente se aprobará esta renta o subsidio que ayudará a paliar los problemas económicos de muchas familias. De momento, por el coronavirus, aunque algunos expertos defienden que permanezca en el tiempo, aunque los beneficiarios sean de carácter temporal.

El Gobierno ha habilitado ya una web, que se puede ver en este enlace, para que los ciudadanos puedan informarse y solicitar ese Ingreso Mínimo Vital. Según la misma, ofrece «recursos mínimos a familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social».

Ya se sabe que los solicitantes no tendrán que haber cotizado a la Seguridad Social. Y las cantidades a cobrar serán siete diferentes. Estarán divididas en tres bloques. El primero, para familias monoparentales, seguida de familias de dos adultos y, por último, para un sólo adulto.

Las familias monoparentales con un hijo a su cargo cobrarán 700 euros. Las que que tengan dos percibirán 838 euros. Y las que tengan tres recibirán 977 euros. Cantidades todas ellas mensuales.

Para las familias de dos adultos sin hijos, la prestación será de 600 euros. Para dos adultos con un hijo se elevará a 738 euros. Y para las familias de dos adultos y tres niños o más de 1.015 euros.

Por último, aquellos adultos que pidan la prestación para sí mismos, el Ingreso Mínimo Vital será de 461,5 euros mensuales. Igual cantidad a la prestación no contributiva existente ya de la Seguridad Social.

Requisitos

Los requisitos para solicitar esta renta serán cinco. Los dos primeros, económicos. Podrán pedir la prestación aquellas familias sin rentas o con rentas muy bajas, por debajo de los 200 euros mensuales. Y que no hayan podido acogerse a ninguna de las medidas aprobadas hasta el momento como las moratorias del pago del alquiler o los ERTE.

El tercer requisito será de patrimonio. Podrán solicitar la ayuda familias que tengan casa en propiedad siempre y cuando no supere el valor total los 100.000 euros. Se tendrán en cuenta también activos como depósitos en bancos o acciones.

Por edad, sólo podrán solicitar la ayuda los mayores de 23 años. Todos los hogares sin hijos, además, tendrán que demostrar que llevan al menos 3 años viviendo de forma independiente. El Gobierno quiere impedir así que muchos jóvenes que viven con sus padres pidan la ayuda. Y si hay mínimo de edad, también lo hay de máximo. No podrán pedir la subvención los mayores de 65 años. 

3.000 millones al año

El Ingreso Mínimo Vital comenzará a abonarse en junio y llegará a unos 100.000 hogares. A ellos se les concederá de oficio. El resto de potenciales beneficiarios tendrán que solicitarlo. Correrá a cargo de la Seguridad Social y tendrá un coste de unos 3.000 millones al año.

En total, se podrán beneficiar hasta 850.000 hogares, que agrupan a 2,3 millones de personas. La mitad de ellos, con niños. Se cobrará de manera mensual y será el mínimo común en todo el país. Sin embargo, las autonomías podrán mejorarlo con otras rentas.

Durante un tiempo, además, será compatible con un salario, evitando así que muchos dejen de buscar trabajo.

Publicidad

Comentarios