Theresa May ha abierto por primera vez la puerta a un segundo referéndum del Brexit y dejará que sea el Parlamento el que decida al respecto. La primera ministra británica, además, también encargará a Westminster que decida sobre si permanecer en la unión aduanera con Bruselas.

Publicidad

Se había resistido hasta ahora, pero Theresa May ha terminado abriéndose a un segundo referéndum sobre el Brexit. La primera ministra británica anunciaba este pasado martes a última hora una ley para el acuerdo de salida, que será sometido por cuarta vez a votación a primera de junio. Ésta incluirá la posibilidad de celebrar o no una nueva consulta popular sobre la permanencia en la UE.

“Yo soy contraria a esa opción”, ha empezado diciendo May. “Pero admito que hay parlamentarios que la quieren”, añadía. “Esto significa que si hay diputados que quieren un segundo referéndum, deberían votar a favor de la ley”, aseguraba.

Con la mano tendida a conservadores y laboristas, May ha anunciado que dejará en manos del Parlamento la decisión de permanecer dentro de una unión aduanera con Bruselas. “En las recientes negociaciones no pudimos ponernos de acuerdo”, ha dicho. “Los laboristas quieren una unión permanente y el Gobierno ofreció una unión temporal… El Parlamento resolverá esta cuestión”, explicaba May.

Publicidad

Comentarios