De Donald Trump a Nicolás Sarkozy. Al igual que Maduro, otros líderes internacionales han sufrido intentos de atentado o, al menos, de ataques. Repasamos los 8 más sonados de los últimos tiempos, además del sucedido este pasado fin de semana.

Publicidad

Nicolás Maduro no ha sido el único mandatario internacional en sufrir un intento de atentado en los últimos tiempos. Desde Trump a Sarzkozy, han sido varios los que han tenido algún susto en público. Repasamos los otros 10 ataques que han ocupado portadas, aunque a diferencia de con el presidente venezolano, nadie dudó de su autenticidad.

  1. Nicolás Maduro. Muchos dudan de que realmente fuera un ataque y acusan al mandatario de haber hecho un montaje. Algunas señales llevan a pensar en ello. En su caso, se trató de la explosión de un par de drones cerca de donde ofrecía un discurso. Él mismo aseguró que habían intentado asesinarle.

2. Donald Trump. Hasta en tres ocasiones ha sufrido el presidente de EEUU algún susto. La primera, durante la campaña presidencial de 2016. Durante un discurso en Las Vegas, un ciudadano británico de 20 años intentó agarrar el arma de un oficial para disparar contra Trump. En marzo, en Ohio, un hombre intentó subir al escenario mientras el entonces candidato hablaba. Por último, unos días antes de las elecciones, los guardaespaldas tuvieron que llevarse a Trump del escenario. Sucedió en Nevada, cuando alguien gritó “¡pistola!”. Resultó ser una falsa alarma.

3. Emmerson Mnangagwa. Presidente de Zimbabue desde unos meses antes tras un golpe de Estado amistoso, sufrió un intento de atentado en junio de este mismo año. Celebraba un mitin para su campaña electoral cuando se produjo una explosión en el estadio de White City Stadium. Mnangagwa salió ileso. No así otros presentes. Entre ellos, dos vicepresidentes. Dos agentes de seguridad, además, murieron en la explosión.

4. Mario Draghi. Era abril de 2015. El presidente del BCE daba una conferencia en Frankfurt (Alemania). Una manifestante se subió a la mesa en la que estaba Draghi y comenzó a tirarle papel y confeti. Mientras tanto, gritaba “¡acabe con la dictadura del BCE!”. La cara de susto del presidente del BCE lo dice todo.

5. Vladimir Putin. Fue un caso parecido al de Draghi. Era abril de 2013 cuando en Hannover (Alemania), una activista se fue directa a por Putin. Con el torso desnudo, se abalanzó sobre él llamándole “dictador”. Después, una segunda mujer intentó hacer lo mismo. Y ambas terminaron igual: detenidas. Putin parecía más entretenido que asustado.

Los más mediáticos

6. Ahmed Dogan. El caso más llamativo y uno de los más mediáticos. Corría enero de 2013 cuando el político turco-búlgaro Ahmed Dogan saltó a la fama internacional. Lo hacía después de quitar él mismo el arma a quien intentaba atacarle. Un hombre subía al estrado y le apuntaba directamente con una pistola a la sien. Desconcertado, el político lanzaba un golpe y lograba quitarle el arma. Después se supo que era una pistola de gas con cartuchos vacíos.

7. Silvio Berlusconi. Durante una manifestación en Milán en 2009, el entonces primer ministro italiano era golpeado en la cara con un objeto. Sufrió una fractura en la nariz y lesiones en los dientes. Fiel a su personalidad, salió del coche para tratar de detectar al atacante.

8. George W. Bush. Estaba a punto de dejar la presidencia de EEUU y la imagen dio la vuelta al mundo. El entonces presidente americano esquivó hasta dos zapatos lanzados por el periodista iraquí Muntadhar Zaidi. Fue en 2008 y durante una conferencia de prensa con el primer ministro iraquí. Zaidi llamó a Bush “perro” y le dijo que era “un beso de despedida del pueblo iraquí”. “Esto es por las viudas y huérfanos y todos los asesinados en Iraq”, le dijo mientras le lanzaba el zapato. El atacante fue reducido brutalmente y cumplió nueve meses de cárcel. Durante los mismos sufrió torturas según se supo después.

9. Nicolás Sarkozy. Al presidente francés lo atacó un hombre en el sur de Francia. Sarkozy paseaba y saludaba a sus conciudadanos cuando le agarraron del hombre. A punto estuvo de caer al suelo antes de escapar de las manos del atacante. No presentó denuncia alguna, aunque el hombre terminó haciendo dos días de servicio comunitario.

Publicidad

Comentarios