La Unidad de Cirugía Oncológica Peritoneal del Hospital Universitario Infanta Elena, integrado en la red sanitaria pública madrileña, ha utilizado la laparoscopia en una paciente con carcinomatosis peritoneal limitada por primera vez en la Comunidad de Madrid. La realización de este procedimiento por una vía de abordaje mínimamente invasiva reduce el tiempo de hospitalización postoperatoria del paciente, facilitando así una temprana reincorporación a su vida laboral y mejorando su calidad de vida.

Publicidad

La técnica implica la realización de un procedimiento de citorreducción máxima con peritonectomía según la técnica de Sugarbaker, asociando quimioterapia intraperitoneal con hipertermia (HIPEC, por sus siglas en inglés). Es decir, mediante este procedimiento “extirpamos todo tumor visible y aplicamos quimioterapia en la cavidad abdominal sin realizar incisiones amplias en el abdomen”, explica el Dr. Santos Jiménez de los Galanes, jefe del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del hospital, precisando que el objetivo es la “reducción tumoral completa, tanto de lo que se observa a primera vista, como de aquellas células que el cirujano es incapaz de ver”.

El tratamiento quirúrgico de la carcinomatosis peritoneal, o cáncer en el peritoneo, se realiza en el hospital de Valdemoro desde hace cinco años, en estrecha colaboración con los servicios de Oncología Médica, Anestesiología y Cuidados Intensivos. Ahora, este procedimiento se suma al resto de técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas desarrolladas en el centro para la realización de cirugías oncológicas complejas como las resecciones laparoscópicas de tumores hepáticos y pancreáticos.

Este primer caso realizado en Madrid ha sido, además, particularmente novedoso, ya que las estructuras extirpadas han sido extraídas siguiendo los principios de la cirugía endoscópica trasluminal a través de orificios naturales (NOTES, por sus siglas en inglés), un procedimiento quirúrgico que combina laparoscopia y endoscopia con la cirugía mínimamente invasiva y que emplea los orificios naturales como vía de acceso a la cavidad peritoneal.

En este sentido, el Dr. Jiménez de los Galanes incide en que “la vía NOTES maximiza los beneficios del abordaje laparoscópico, ya que no se ha efectuado ninguna incisión en la superficie abdominal de la paciente, realizándose la extracción de todo el tejido tumoral resecado por vía vaginal”.

Nuevas alternativas de tratamiento, mejor pronóstico y más tratamientos curativos

El abordaje laparoscópico puede ser utilizado en los casos de diseminación por el peritoneo de tumores de colon, pseudomixomas peritoneales, mesoteliomas, carcinomatosis peritoneales primarias y secundarias a cáncer de ovario, gástrico y sarcomas, todos ellos “tumores malignos que se diseminan con gran frecuencia a la cavidad abdominal, por lo que la posibilidad de utilizar este abordaje es especialmente relevante”, en palabras del especialista.

Así, continúa, “la introducción de este procedimiento ha permitido ofrecer nuevas alternativas de tratamiento, mejorar el pronóstico y aplicar tratamientos curativos a pacientes que previamente eran considerados como paliativos, ya que, aunque depende del tipo de tumor primario y su estadio, permite una mayor supervivencia y un periodo libre de enfermedad más prolongado, mejorando los resultados sobre los tratamientos estándar y alcanzando cifras alrededor del 50 por ciento de supervivencia a los cinco años”.

No obstante, para obtener los mejores resultados con este procedimiento, según señala el jefe del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Universitario Infanta Elena, “se requiere una estricta selección del paciente y, en función de los resultados, plantearemos ampliar las indicaciones a otras patologías y procedimientos”.

Actividad investigadora

Junto con el trabajo asistencial, los cirujanos de la Unidad de Cirugía Oncológica Peritoneal realizan también una importante actividad investigadora en este campo. Tanto es así que los resultados obtenidos con este programa son permanentemente analizados y revisados, y han sido presentados recientemente por la Dra. Delia Cortés, responsable de la unidad, en el último congreso del Grupo Internacional de Cirugía Oncológica Peritoneal.

Por otro lado, junto a otros 19 centros nacionales especializados en cirugía de la carcinomatosis peritoneal, la unidad participa en el ensayo clínico multicéntrico HIPECT4, un estudio nacional de gran relevancia e impacto en el tratamiento preventivo de la carcinomatosis peritoneal en el cáncer de colon localmente avanzado.

El hospital, pionero también en quimioterapia intraperitoneal con aerosoles presurizados

Por último, cabe destacar que el Infanta Elena dispone de la infraestructura, material y profesionales acreditados necesarios para la realización de otro novedoso procedimiento consistente en la aplicación de quimioterapia intraperitoneal con aerosoles presurizados directamente sobre las células cancerígenas del abdomen (PIPAC, por sus siglas en inglés), que hoy en día tan solo se encuentra disponible en este centro dentro de la Comunidad de Madrid.

Este procedimiento, que se lleva a cabo igualmente por vía laparoscópica, se utiliza en aquellos pacientes en los que la proliferación metastásica no está controlada, y en los que, por tanto, no está indicada la HIPEC, permitiendo ofrecer una alternativa terapéutica en aquellas situaciones de tumores más evolucionados.

Publicidad

Comentarios