El 19 de octubre se conmemora en todo el mundo el Día Internacional contra el cáncer de mama, tercero en número de casos en ambos sexos en España y primero entre las mujeres -afecta a 1 de cada 8 mujeres en nuestro país.

Publicidad

La prevención del cáncer de mama es posible, manteniendo hábitos de vida saludable, evitando el tabaco y la ingesta excesiva de grasas, realizando ejercicio de forma regular y acudiendo a las revisiones ginecológicas. Es importante acudir a un especialista ante la aparición de síntomas de alarma: nódulos en la mama, enrojecimiento e inflamación, bultos en la axila, sangrado por el pezón, cambios en el color o en la textura del complejo areola pezón.

Tal y como pone de manifiesto la Dra. Arancha Moreno Elola,  Jefa de Servicio de Ginecología y Obstetricia  del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, “la mamografía es la única prueba que ha demostrado conseguir un diagnóstico precoz poblacional y las ventajas que ofrecen superan con mucho los efectos secundarios.”

Además, las mamografías se pueden asociar a ecografía y resonancia magnética nuclear con contraste, muy útil en pacientes con mutaciones genéticas y especialmente en las que ya han sido diagnosticadas de cáncer de mama, para tomar decisiones en cuanto al tratamiento.

“La mayor parte de las pacientes que tratamos se pueden someter a cirugía conservadora y biopsia del ganglio centinela”, añade la experta. “En el caso de necesitar una mastectomía, se puede realizar reconstrucción inmediata mamaria. Se ha avanzado mucho en tratamientos menos invasivos, también desde el punto de vista médico, proponiéndose tratamiento individualizado a cada paciente en particular: hormonoterapia, inmunoterapia, y si es necesario, quimioterapia . Se trata de detectar las dianas terapeúticas del tumor para planificar un tratamiento específico para cada paciente. Además contamos con plataformas genómicas que nos dan un score de riesgo  para la toma de decisiones, siempre en el seno de una Unidad de Mama.”

Hoy en día las plataformas genéticas permiten evaluar de forma objetiva el riesgo individual de cáncer de mama. En nuestro centro disponemos de la posibilidad de estudio genético con valoración por genetista y resultados en 10 días. La cirugía reductora de riesgo se debe indicar solamente en casos de mutaciones genéticas demostradas (BRCA) o en casos de tumores ya diagnosticados, en los que dicha cirugía conlleve una objetiva  disminución de riesgo o un efecto terapeútico. Es fundamental que la paciente reciba una información multidisciplinar y un soporte psicológico adecuado para afrontar su nueva situación.

Publicidad

Comentarios