Agradecimiento por toda una vida dedicada a la Farmacia, orgullo por los 50 años de profesión al servicio de la salud de los ciudadanos y mucha emoción e ilusión al compartir estos sentimientos en una noche siempre especial para los farmacéuticos madrileños, donde también se miró al futuro con proyectos como la recertificación profesional, sin dejar de trabajar y colaborar en algunos de los problemas más acuciantes de la sociedad como la seguridad de nuestros mayores.

Publicidad

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) celebró este pasado lunes su Día del Colegiado 2019 en un acto intenso y emocionante que sirvió para rendir un merecido homenaje a los farmacéuticos que han cumplido 50 y 25 años este año y distinguir públicamente el trabajo y la colaboración de personas no colegiadas e instituciones en favor de la farmacia de la Comunidad de Madrid.

Más de 500 personas se reunieron en los Teatros del Canal para participar en un acto que contó con la presencia del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, así como de distintas personalidades del ámbito del Gobierno regional, la política, los Cuerpos de Seguridad del Estado, la profesión representada por los presidentes de distintos colegios, así como del Consejo General de Colegios Oficiales Farmacéuticos, Jesús Aguilar, y del conjunto del sector farmacéutico.

Además de celebrar la vocación y trayectoria profesional de los protagonistas del Día del Colegiado, el presidente del COFM, Luis González Díez, aprovechó la clausura para centrarse en la viabilidad económica de un modelo de farmacia cuestionada por la sucesión de medidas economicistas aplicadas sobre el sector. “Si queremos una farmacia cada 250 metros y en cada municipio de Madrid, hemos de ofrecer un modelo sostenible”. También mostró su “inquietud” por una situación profesional y económica de la farmacia que “no es buena”, según admitió, y que afecta, de forma especial, a las oportunidades de los farmacéuticos más jóvenes.

“Si lo que ahora se lleva es Central de Compras y envío a los hospitales de los medicamentos nuevos, ya les digo, la farmacia que hoy conocemos no resistirá este marco de decisiones administrativas. No es una reflexión, serán hechos constatables”, advirtió el presidente.

María Josefa Alonso Velasco, distinción 50 Años de Colegiación y voluntaria para el Grupo de Recertificación
María Josefa Alonso Velasco, distinción 50 Años de Colegiación y voluntaria para el Grupo de Recertificación

Tras agradecer el compromiso mantenido del consejero de Sanidad con la Farmacia, Luis González instó al Gobierno regional a seguir trabajando en pos de una nueva Ley de Farmacia, así como en una serie de propuestas de desarrollo profesional y de mejora de la participación de la farmacia en el Servicio Madrileño de la Salud. Entre otras, marcó como prioritarias la revisión de los reales decreto de descuentos y deducciones aplicados desde 2000, la eliminación del cupón precinto, la dispensación en oficina de farmacia de los medicamentos de diagnóstico hospitalario o el establecimiento de un sistema de pago de las guardias, que no superaría los 1,5 millones de euros anuales y que se podría descontar de las deducciones y descuentos practicados al sector por valor de 54 millones de euros anuales, según expuso.

Por su parte, Enrique Ruiz Escudero agradeció la implicación profesional de los colegiados homenajeados por ser “ese imprescindible nexo de unión entre la sociedad y el sistema sanitario cuando nos sentimos vulnerables ante la enfermedad”. Asimismo reafirmó su compromiso con la farmacia madrileña en el objetivo de “potenciar la labor asistencial de la oficina de farmacia como parte del SNS”, así como de “consolidar un modelo todavía más accesible para beneficiar al paciente” y seguir trabajando “en aquellos aspectos que todavía tenemos que actualizar en el ámbito de la dispensación y uso del medicamento”. “Es fundamental que tengamos cuanto antes un marco regulatorio que refleje las necesidades asistenciales de hoy en el ámbito de la farmacia”, según aseguró, al tiempo que se comprometió para que sea “una realidad durante la legislatura”.

Premiados del ‘Día del Colegiado 2019’

Durante el acto, el presidente del COFM, Luis González Díez, entregó la Medalla de Oro a Javier Fernández-Lasquetty y Blanc, actual consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid que, entre 2010 y 2014, fue el máximo responsable de la sanidad madrileña, por su colaboración institucional en un periodo complejo y difícil para la sociedad y también para las farmacias españolas donde, sin embargo, se supo garantizar y priorizar el pago de las recetas dispensadas por las oficinas de farmacia madrileñas. Fernández-Lasquetty recordó aquel periodo y mostró su satisfacción por que la Comunidad de Madrid fuera “la única donde nunca se dejó de pagar la factura de medicamentos en tiempo y forma”. Hizo además una encendida defensa del actual modelo de farmacia como establecimiento sanitario privado de interés público que forma parte del SNS. “Nadie está obligado a acudir a una oficina de farmacia, me encanta que sea privada, funciona bien y sirve bien porque es privada y tiene que ganarse todos los días el favor de los clientes”, señaló.

Asimismo, se entregó la Medalla de Plata colegial a título póstumo a Almudena García Sánchez, presidenta de la Comisión Deontológica del COFM, por su labor de promoción del correcto ejercicio profesional de todos los colegiados.

Colegiados de Honor fueron nombrados el Cuerpo de la Guardia Civil, por el valor otorgado a la figura del farmacéutico dentro del Plan Mayor Seguridad y en reconocimiento por sus 175 de historia, así como el Cuerpo de Farmacia Militar, por su papel en la seguridad de las Fuerzas Armadas y de todos los españoles desde el punto de vista sanitario.

Grupo de la Guardia Civil, Eespecialidad Farmacia del Cuerpo Militar de Sanidad
Grupo de la Guardia Civil, Eespecialidad Farmacia del Cuerpo Militar de Sanidad

El jefe del Mando de Operaciones de la Guardia Civil, el teniente general Fernando Santafé, destacó la histórica relación que los agentes de la Benemérita han mantenido con los farmacéuticos, una relación que “ahora ha cristalizado con la firma de un Convenio pionero de colaboración en el marco del Plan Mayor Seguridad dirigido a la prevención y mejora de la seguridad de nuestros mayores”. Fernando Santafé se mostró confiado en que sirva de modelo para colaborar con los colegios farmacéuticos del resto de España.

Estas distinciones se hicieron también extensivas a María Ángeles Cabanes Mariscal, por ser la primera mujer Coronel Farmacéutico de nuestro país, y a Eva María Lequerica de Jaén, como la primera farmacéutica militar en el Ministerio de Defensa.

También se nombró Colegiado Distinguido a José Javier Marín Bautista, como reconocimiento a su trayectoria profesional desarrollada en la industria farmacéutica, en el Cuerpo de Farmacia Militar y en Oficina de Farmacia.

El COFM tuvo un recuerdo especial para Francisco Javier Guerrero García, que recibió una Distinción Honorífica a título póstumo por su dedicación a la Farmacia rural española y su trabajo para mejorar las condiciones profesionales de todos los farmacéuticos que trabajan en este ámbito.

El Premio a la Labor Científica del Año recayó en el Grupo de Trabajo de Recertificación por su colaboración con el COFM en el desarrollo e implantación del primer modelo de recertificación de farmacéuticos de oficina de farmacia. El doctor Julio Zarco, miembro del equipo que el COFM constituyó en julio de 2018 para evaluar las necesidades de formación de los colegiados y valorar su desempeño profesional, destacó que la profesión farmacéutica “está anclada en el profesionalismo; es el contrato social de una profesión liberal con los ciudadanos y no hay mayor transparencia que certificar la excelencia y el ciclo de mejora profesional”.

Grupo de Trabajo de Recertificación
Grupo de Trabajo de Recertificación

Rafael Areñas Velasco, Alicia Moro Valverde y Dolores Rico Munilla recibieron el Premio Anual de la corporación por su aportación en el desarrollo de La Guía COFM como herramienta para la mejora de la prestación farmacéutica en las oficinas de farmacia de Madrid.

El Colegio también quiso reconocer en su Premio Anual la cooperación profesional mantenida por Encarnación Cruz Martos, coordinando el Concierto con la Consejería de Sanidad por el que se fijan las condiciones para la colaboración de las oficinas de farmacia con el sistema sanitario de la Comunidad de Madrid. La actual coordinadora de la Estrategia de Terapias Avanzadas de la Comunidad de Madrid ha participado en todos los conciertos suscritos y ha sido una de las impulsoras de la farmacia asistencial y de los proyectos que han servido de modelo para otras comunidades, como el programa de mayores polimedicados o la red de farmacias centinela.

Finalmente, se destacó el trabajo desarrollado por la Fundación El Alto con el Premio a la Labor Humana, por su función de mejora de las condiciones sanitarias de las poblaciones más desfavorecidas a través de la implantación de servicios de farmacia hospitalaria en países africanos.

Publicidad

Comentarios