Las cruces amarillas con las que los independentistas están inundando los puntos más turísticos de Cataluña siguen generando escenas de alta tensión.

Publicidad

La tensión va en aumento en Canet de Mar (Barcelona). Las cruces amarillas colocadas en la playa por los independentistas para reclamar la libertad de los políticos encarcelados está provocando enfrentamientos entre éstos y los que intentan que no lleven a cabo esta acción reivindicativa.

Ya el lunes se produjo una pelea en plena playa que acabó con tres heridos. Fue después de que un grupo de limpieza conocido como ‘Segadors del Maresme’ intentara quitar estas cruces. Pero la última trifulca que se ha conocido es la persecución y agresión a una señora que había retirado algunas de estas cruces. A la mujer le pegaron a sólo unos metros de la Policía Local. Los agentes se inhibieron mientras, como se puede ver en el vídeo, ella caía derribada por los empujones.

“Te grabo porque me suda la polla. Así te lo digo”, lanza el individuo a otro viandante que también retiraba unas cruces. “¿Qué, tienes familia?” o “Mira una tabarniana”, se puede escuchar también en el vídeo.

La grabación continúa con el momento más violento de todo el suceso. Otro hombre irrumpe en la escena y la emprende a golpes con la mujer, que cae al suelo mientras forcejea por mantener en sus manos las cruces separatistas: “¡Son mías, hija de puta!”, se escucha gritar al agresor. Todo ocurre ante la mirada de unos agentes de la Policía Municipal.

LAZOS AMARILLOS EN EL COCHE COMO REPRESALIA

Por otra parte, un miembro del grupo ‘Segadors del Maresme’ también ha denunciado que después de haber chocado con los independentistas en la playa de Canet de Mar encontró su coche pintado con lazos amarillos. Otro de ellos afirma que le han clavado una insignia de un lazo amarillo en los neumáticos de su vehículo.

Publicidad

Comentarios