Felipe González ha hablado de Cataluña y sobre todo del comportamiento de Puigedmont, al que ha tachado de cobarde y de vodevil. El socialista ha repasado en una entrevista el conflicto político y ha criticado al expresidente de la Generalitat. Sus declaraciones no han gustado al independentismo, que han recordado experiencias pasadas de González.

Publicidad

El expresidente del Gobierno Felipe González ha dado su visión acerca de lo que está ocurriendo en Cataluña y ha aprovechado para criticar duramente a Carles Pugidemont. El socialista ha tachado de “acto de cobardía y de vodevil” la huida a Bélgica del expresidente de la Generalitat.

Lo ha hecho en el marco del XVIII Foro de Iberoamérica y uno de los argumentos del expresidente para justificar el punto al que ha llegado el conflicto es la ausencia de  la propia política: “La ausencia de iniciativa política ha abierto muchos más espacios a una dinámica, que tiene fundamentos de carácter penal”.

Pero ha sido la pregunta acerca de Puigdemont la que realmente ha mostrado la faceta más crítica de Felipe González.

“Me parece un acto de cobardía, casi de vodevil, que deja al pie de los caballos a sus seguidores y a más de la mitad de su gobierno. El gran argumento de la magistrada (española) sobre el riesgo de fuga no tiene que explicarlo mucho, ya se lo da solo el señor Puigdemont. Por las mañana se lo escucha decir una cosa ridícula. ‘En una democracia del siglo XXI’, dice… Oiga, su discurso es de un nacionalismo irredentista, supremacista que es como mucho identificable con los desastres del siglo XX del nacionalismo, ¿cómo reclama que eso es del siglo XXI? ¿Cómo es que en el siglo XXI uno se puede saltar el estatuto y la constitución?”, decía González.

El socialista terminaba su respuesta con un duro mensaje: “Puigdemont se ha propuesto destruir la Generalitat y la Constitución”. 

En las redes sociales, la entrevista se ha convertido rápidamente en “Trending Topic” y lógicamente, estas declaraciones no han sentado bien a los independentistas, que han aprovechado para criticar duramente al expresidente por definir a Puigdemont como un cobarde.

El independentismo ha visto mermado su apoyo de los medios internacionales, tema que también trató Felipe González en su entrevista y que definió la campaña de Cataluña ante el mundo cómo “relatos” con mentiras.

Publicidad

Comentarios