Carles Puigdemont y Oriol Junqueras no descansan ni en Año Nuevo. Ambos estrenaban el 2018 lanzando mensajes políticos en sus cuentas de Twitter. Uno apelaba a la libertad y el otro recordaba las noches que lleva en prisión.

Publicidad

Mientras el resto del mundo compartía imágenes de celebraciones familiares o fiestas con amigos, Puigdemont y Junqueras comenzaban el año enviando mensajes políticos en sus cuentas de Twitter. Y aunque los dos tienen puntos en común, sin duda son tuits muy diferentes.

Desde Bruselas y después de dar un mensaje a sus ojos ‘institucional’, Puigdemont compartía un largo tuit en el que recordaba que “España tiene presos políticos por defender sus ideas”. Con una foto en la que aparece una urna y las palabras “love” (amor) y democracia, el expresidente catalán asegura que “es el momento que salgan en libertad”.

“Hoy, 3 meses después del #1Oct, agradecer de nuevo la valentía de tantos para hacer realidad el sueño de la #RepúblicaCatalana”, terminaba su mensaje.

Por su parte, Oriol Junqueras se mostraba mucho más escueto. El líder de ERC simplemente ponía la fecha del 1 de enero de 2018. Junto a ella, recordaba que llevaba ya “60 noches en la prisión”.

Antes, sólo retuits de mensajes que recordaban a Junqueras. Entre ellos, un par de Gabriel Rufián o también de Carles Mundó.

El mismo 31 de diciembre, Junqueras sí enviaba un tuit algo más largo. En él, comentaba que “iniciamos un nuevo año y como siempre hemos hecho”. “Vamos a actuar siguiendo los valores universales del diálogo, la paz, la concordia y el amor”.

“Hemos sido capaces de grandes hazañas, cada uno de vosotros. Desde la diversidad pero unidos. El camino continúa y lo haremos juntos. Amaos”, terminaba Junqueras, que pedirá su libertad en los próximos días.

Será este próximo 4 de enero cuando Junqueras se presente ante el juez del Supremo. Tendrá que convencer a Pablo Llarena de que ya es momento de dejarlo en libertad condicional. Con ese objetivo, Junqueras ha empezado el año abrazando la contención y prometiendo diálogo.

Y es que Junqueras sabe que si hay alguna forma de convencer al juez, ésta viene siempre desechando la vía unilateral.

Publicidad

Comentarios