El Parlamento catalán ha dejado de lado, de momento, asuntos políticos para hacer una llamada a la cohesión y unidad férrea contra el terrorismo.

Publicidad

Así lo han demostrado todos los grupos parlamentarios este viernes en un pleno urgente que ha servido para dar respuesta unánime institucional a los atentados de Barcelona y Cambrils.

Muy enfrentados durante la legislatura, todos los partidos políticos han consensuado un texto de duelo que ha leído la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, y que ha supuesto una llamada a la cohesión frente al terrorismo. Tras la lectura, los diputados han estallado en un largo aplauso tras el cual han guardado un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de los ataques.

«El dolor ha golpeado a toda Cataluña», dice el texto, que subraya también el buen trabajo de las fuerzas de seguridad y los servicios de emergencias, así como la colaboración y respuesta ciudadana: «Ante una situación de extrema gravedad, se ha actuado de forma ejemplar».

El Parlamento catalán ha querido también dar respuesta «serena y pacífica», comprometiéndose además a mejorar «la prevención contra la radicalización» y a «trabajar permanentemente para defender los derechos individuales y colectivos».

Por su parte, y abordado por los periodistas a su salida, Carles Puigdemont ha llamado a acudir este sábado a la manifestación para «contribuir a derrotar el terrorismo». Consciente de que «somos gente muy diversa, que pensamos muy diferente», ha destacado que sin duda si hay algo que une a todo el Parlamento catalán es la prioridad de tener «una sociedad libre basada en el respeto».

En Twitter, el perfil oficial del Parlamento catalán ha ido compartiendo mensajes y vídeos de lo que iba sucediendo.

 

Publicidad

Comentarios