Carles Puigdemont no tiene “vocación de convertirse en un símbolo” y sigue sin estar dispuesto a dar un paso al lado. Ante las juventudes del partido liberal flamenco Open VLD de Gante, ha asegurado que cuenta con los apoyos necesarios para ser reelegido presidente.

Publicidad

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este martes que no tiene “vocación de símbolo” y ha reivindicado que tiene una mayoría para ser reelegido presidente, aunque ha asegurado que si el Parlament de Cataluña opta por otra persona respetará la decisión.

“Si el Parlamento catalán decide (elegir) a otro respetaré la decisión, pero tengo mayoría para ser reelegido presidente. Una mayoría de los diputados catalanes quiere reelegirme como presidente”, ha defendido en un acto en Gante (Bélgica) organizado por la sección juvenil del partido liberal flamenco Open VLD al que han acudido un centenar de jóvenes.

“¿Cuál es el problema? Si vuelvo al Parlamento seré enviado a prisión y hará imposible respetar el resultado de las elecciones del 21 de diciembre”, ha añadido.

Además, el expresidente de la Generalitat ha instado a encontrar un acuerdo entre las fuerzas independentistas que permita “seguir desplegando la república catalana y gestionar un gobierno autónomo”. “Debemos encontrar una solución para continuar desarrollando la república catalana y gestionar un gobierno autónomo”, ha expresado.

Puigdemont ha hecho estas declaraciones tras ser preguntado por si ser considerado como un líder “simbólico” puede ser una solución para desencallar la situación política en Cataluña. “No tengo vocación de símbolo”, ha contestado.

En esta línea, ha argumentado que su “autoridad” proviene del Parlamento catalán y ha continuado su explicación afirmando que si la Cámara toma la decisión de no investirle como presidente acabará su mandato. Sin embargo, ha advertido de que “la única autoridad que puede tomar esta decisión es el Parlamento de Cataluña”.

De la misma forma, ha explicado que su “papel” en el “exilio” es “continuar esa legitimidad, la continuidad histórica de la institución y defender el derecho de autodeterminación” de la sociedad catalana.

ACUERDO “CERCANO”

Así, preguntado por cuáles son los próximos pasos dos meses después de las elecciones del 21 de diciembre, Puigdemont ha asegurado que las fuerzas independentistas están “cerca” de lograr un acuerdo para formar un Gobierno en Cataluña.

Puigdemont ha participado en este evento el mismo día en el que JxCat, ERC y la CUP han vuelto a mantener contactos a tres bandas para desencallar la legislatura en Cataluña, aunque ven difícil cerrar un acuerdo antes del pleno del Parlament del jueves, según han explicado fuentes de la negociación.

El acto ha sido organizado por la sección juvenil del partido liberal flamenco Open VLD, que ha negado antes de que comenzara que el hecho de invitar al expresidente quiera decir que comparten sus ideas políticas o que toman partido en la crisis catalana.

Publicidad

Comentarios