Soraya Sáenz de Santamaría ha recordado que el Senado puede cambiar la aplicación del 155 “hasta el último momento” y dice que la Cámara Alta se adaptará a lo que vaya haciendo Puigdemont.

Publicidad

Santamaría deja así una puerta abierta a la paralización del 155 si hay alguna variación de las circunstancias que han llevado al Gobierno de Rajoy a su aplicación. Ese cambio, eso sí, dependerá ya del Senado, donde el viernes se vota la medida adoptada. Hasta entonces, la vicepresidenta guarda la esperanza de que los funcionarios de la Generalitat cumplan con su obligación y lleven adelante la gestión de los servicios públicos para los ciudadanos, así como que Puigdemont pueda volver a la legalidad antes del viernes.

Podría ser incluso este jueves, cuando el Parlamento catalán ha convocado un Pleno para discutir las medidas a tomar frente al artículo 155. Podría ser el día en que Puigdemont vuelva a la legalidad y convoque elecciones autonómicas, de un paso hacia atrás o que realice la DUI que le pide la CUP y que tumbaría cualquier atisbo de eliminación de la suspensión de autonomía.

Hasta el viernes, ha recordado Soraya Sáenz de Santamaría, hay tiempo para y margen para introducir cambios, según ha dicho en el programa de Onda Cero ‘Más de Uno’. La vicepresidenta ha evitado pensar en que Puigdemont pueda negarse a ser destituido y ha afirmado tajante que “cuando el Senado lo apruebe, el señor Puigdemont dejará de ser presidente, no cobrará, no tendrá firma, no tendrá funciones”.

También ha querido recalcar que la aplicación del 155 será progresiva y que una vez se aplique, los consejeros y Puigdemont no tendrán esos cargos. “Una vez que los consellers y el presidente estén cesados dejan de serlo por mucho que quieran vivir en la ficción. Ellos son lo que son por la Constitución, no están investidos por ninguna autoridad divina. Están puestos por la Constitución así que si son cesados ya no tienen esos cargos”, ha dicho.

Las palabras de Soraya asegurando que el Senado puede hacer cambios “hasta el último momento” no han sentado bien a algunos, que han lanzado sus críticas en Twitter.

Publicidad

Comentarios