La Cámara Alta vivió este martes un rifirrafe entre el presidente del Senado, Pío García Escudero, y la senadora de ERC Mirella Cortés, que se negaba a prometer el cargo en castellano y que lo hacía “por la liberación de los presos políticos, el retorno de los exiliados y hasta la consolidación de la República catalana”

Publicidad

La portavoz de ERC en el Senado, Mirella Cortés, no ha conseguido adquirir su plena condición de senadora autonómica por Cataluña hasta que ha prometido acatar la Constitución en castellano, obligada por el presidente de la Cámara, Pío García-Escudero, quien se lo ha tenido que pedir tres veces.

Cortés, ataviada con una camiseta amarilla en la que exigía en inglés la libertad para los “presos políticos”, ha utilizado una fórmula en la que ha acatado cumplir la Carta Magna “por imperativo legal” y “la liberación de los presos políticos”, por el “retorno de los exiliados” y “hasta la consolidación de la República catalana”.

Al comienzo del pleno de la Cámara Alta, en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la parlamentaria ha intentado en vano que García-Escudero le aceptara esa fórmula pronunciada únicamente en catalán y el presidente le ha pedido hasta en tres ocasiones que usara el castellano.

“¡HA COSTADO!”

Finalmente, y tras aceptar hacerlo porque se lo pedía el presidente y haciendo constar que “siempre” había prometido solo en catalán, entre protestas de buena parte de la Cámara, Mirella Cortés ha aceptado manifestar su acatamiento en las dos lenguas.

Así, el presidente del Senado ha dado por buena esa respuesta: “Pues habiendo acatado la Constitución, adquiere la condición plena de senadora. ¡Ha costado!”, ha exclamado García Escudero.

Posteriormente, la situación se ha repetido con Bernat Picornell, también senador de ERC, que lucía una camiseta amarilla con el lema “Free Junqueras” y una imagen del rostro del exvicepresidente de la Generalitat.

También ha prometido el cargo “por imperativo legal” asegurando que trabajará “por la libertad de los presos y presas políticas, por el retorno de los exiliados y las exiliadas y hasta la consolidación de la República catalana”. Tras pronunciar esas palabras en catalán,, García-Escudero le ha pedido que lo repitiera en castellano, a lo que Picornell ha accedido.

Publicidad

Comentarios