El jefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, tendrá que volver a declarar por sedición en la Audiencia Nacional después de que la juez haya pedido una segunda comparecencia ante las nuevas pruebas incriminatorias presentadas por Guardia Civil.

Publicidad

Sólo unas horas más tarde de que saliera de la Audiencia Nacional, Trapero se enteraba de que tendría que volver a declarar ante la juez. La magistrada Carmen Lamela le ha vuelto a citar por un delito de sedición al recibir Fiscalía nuevas pruebas de la Policía Judicial sobre la inacción de los Mossos el pasado 20 de septiembre en Barcelona.

Ha sido la Guardia Civil la que ha presentado nuevas pruebas incriminatorias acerca de la pasividad de los Mossos. La Fiscalía recibía estos nuevos atestados por los hechos que se produjeron no sólo el día 20 sino en jornadas posteriores y hasta el 1 de octubre, incluido, fecha de la celebración del referéndum ilegal.

La Fiscalía ha calificado este nuevo informe de “trascendente para determinar en toda su dimensión el alcance de la imputación”. Por ello, decidían no pedir medidas cautelares contra Trapero y los otros tres investigados por sedición, a la espera de analizar el nuevo material inculpatorio.

Las nuevas pruebas están recogidas en un informe de 300 páginas, con documentación audiovisual de los hechos denunciados. Fiscalía ha pedido a la juez que fije una fecha en el menor tiempo posible para continuar con las declaraciones.

No sólo Trapero tendrá que volver a la Audiencia Nacional, sino también los otros tres imputados como son Teresa Laplana, -intendente de los Mossos-, Jordi Sánchez, presidente de ANC, y Jordi Cuixart, presidente de Ómnium Cultural.

De momento, los Mossos tan sólo han hecho público un comunicado en Twitter en el que recogen la declaración de Trapero ante la Audiencia Nacional y en el que aseguran, en el último párrafo, que seguirán respondiendo ante la Justicia siempre que se les llame.

La llamada a una nueva comparecencia de Trapero llega sólo unas horas después de la primera, de la que el jefe de los Mossos ha salido, según fuentes próximas a su defensa, “satisfecho” con la explicaciones que ha dado a la juez. Sin embargo, ésta habría expresado que los argumentos de Trapero “no son convincentes”.

Publicidad

Comentarios