Iñaki Urdangarin ha elegido finalmente la cárcel de Brieva, en Ávila, para cumplir su condena de cinco años y diez meses de prisión.

Publicidad

Iñaki Urdangarin ha ingresado este lunes pasadas las 7.30 horas de la mañana en la cárcel de Brieva, en Ávila. Lo ha hecho para cumplir su condena de cinco años y diez meses de prisión por el ‘caso Nóos’.

El marido de la Infanta Cristina llegó anoche a Madrid procedente de Ginebra (Suiza) para entrar en la cárcel al cumplirse este lunes el plazo de cinco días que le había dado la Audiencia de Palma el pasado miércoles.

La prisión de Brieva está situada a 7 kilómetros de la ciudad de Ávila y es en la que cumplió condena el exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán. Se construyó en 1989, y con 43.540 metros cuadrados, es un centro de pequeño tamaño con 162 celdas y 18 complementarias, según datos de Instituciones Penitenciarias.

La particularidad es que se trata de una cárcel para mujeres en la que el recluso pasará la condena aislado de las presas gracias a su pabellón especial con cinco celdas (cuatro estarán vacías), patio propio, comedor y salas de vis a vis.

El Ministerio del Interior ha invertido alrededor de 1,5 millones de euros durante los dos últimos años para remodelar el centro penitenciario, de los cuales cerca de un millón se han destinado a renovar la calefacción.

En su día a día Iñaki Urdangarin solo verá al funcionario que le lleve la comida ya que no puede participar en las actividades comunes de las presas. Ni siquiera en las actividades del patio. Para ello, el módulo cuenta con su propio pequeño espacio para salir de la celda.

A 100 KILÓMETROS DE MADRID

Estos últimos días se especulaba con la posibilidad de que el cuñado del Rey eligiera una cárcel cercana a Madrid para facilitar las visitas de su familia, que seguirá residiendo en Ginebra. Finalmente así ha sido, pues la prisión de Brieva se encuentra a poco más de 100 kilómetros de la capital.

Urdangarin tiene que pasar los mismos trámites que los presos comunes. Su ingreso en la cárcel implica un reconocimiento por parte del servicio médico y una entrevista por parte de un equipo de trabajadores sociales y psicólogos. Los nuevos reos pasan la primera noche en el módulo de ingresos y, después, son trasladados al módulo que consideran los especialistas de la penitenciaría.

Cuando cumpla un cuarta parte de la condena (superados los 17 meses) podría acceder a los permisos penitenciarios. Hay dos tipos de permisos: uno de un total de 48 días al año repartidos en varias tandas de seis días si se le califica el tercer grado penitenciario y otro de 36 días si se queda en segundo grado penitenciario.

También ingresará en prisión este lunes su socio en el Instituto Nóos, Diego Torres. Quien fuera profesor de Urdangarin ha elegido el penal de Can Brians 2 de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona) para cumplir la condena de cinco años y ocho meses. Jaume Matas, el otro condenado por el ‘caso Nóos¡’ ya ingresó la semana pasada en la cárcel de Aranjuez.

Publicidad

Comentarios