Múnich (Alemania), Tokio (Japón) y Viena (Austria) son las tres mejores ciudades para vivir, según el ranking que elabora cada año la revista británica ‘Monocle’. Madrid, en séptima posición, y Barcelona, decimonovena, también figuran en el ranking.

Publicidad

La revista británica ‘Monocle’ ha elaborado un año más la clasificación de las mejores ciudades del mundo para vivir. En la lista figuran dos urbes españolas. En concreto, Madrid se sitúa en el séptimo puesto mundial del ranking (avanzando tres posiciones respecto al año anterior) mientras que Barcelona se coloca en el puesto 19, dos por detrás al obtenido en la edición anterior.

El podio de esta edición de las mejores ciudades para vivir lo configuran Múnich (Alemania), Tokio (Japón) y Viena (Austria), seguidas de Zúrich (Suiza), Copenhague (Dinamarca) y Berlín (Alemania), que figuran por encima de la capital de España.

En el caso de Madrid, los expertos han valorado especialmente su mezcla cultural, la apuesta por la promoción de los negocios, la conectividad aérea, así como su “vibrante oferta cultural y de ocio”. La capital es una de las ciudades que mejor evolución ha obtenido en el ranking de calidad de vida elaborado por ‘Monocle’, al saltar desde la posición 20ª en 2012 a la 18ª en 2013, y de la 14ª en 2016 a la 10ª en 2017.

Respecto a Barcelona, los expertos han destacado la reconversión de zonas industriales en viviendas, entre otros aspectos, aunque penalizan la evolución del coste de la vida y la problemática relación con el turismo.

En los 10 primeros puestos de la clasificación de este 2018 figuran, por este orden, Múnich (Alemania), Tokio (Japón), Viena (Austria), Zúrich (Suiza), Copenhague (Dinamarca), Berlín (Alemania), Madrid (España), Hamburgo (Alemania), Melbourne (Australia) y Helsinki (Finlandia).

Completan el ranking Estocolmo (Suecia), Lisboa (Portugal), Sídney (Australia), Hong Kong, Vancouver (Australia), Amsterdam (Países Bajos), Kyoto (Japón), Düsseldorf (Alemania), Barcelona (España), París (Francia), Singapur, Fukuoka (Japón), Auckland (Nueva Zelanda), Brisbane (Australia) y Oslo (Noruega).

En la elaboración del informe se analizan más de 60 parámetros diferentes que van desde la seguridad, el clima, la calidad de la arquitectura, el transporte público, la tolerancia, el acceso a la naturaleza, el diseño urbano, la tasa de criminalidad, el clima empresarial, la gastronomía, el comercio minorista y la atención médica, entre otros.

Múnich fue elegida en tres ocasiones anteriores como la mejor ciudad para vivir, en 2007, 2010 y 2018. También Tokio encabezó tres veces la lista (2015, 2016, 2017), al igual que lo hizo Copenhague (2008, 2013, 2014). Zúrich fue consagrada dos veces (2009, 2012) y Helsinki una (2011).

Publicidad

Comentarios