Un grupo de manifestantes se han concentrado esta noche en Banyoles (Gerona) para celebrar la sentencia del Tribunal de Estrasburgo y lo han hecho quemando de nueve retratos del Rey

Publicidad

Un grupo de personas ha quemado la noche de este martes fotos del Rey Felipe VI ante el Ayuntamiento de Banyoles (Gerona) para celebrar la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de condenar a España por una sentencia contra dos jóvenes por una acción similar.

La concentración tenía por objetivo festejar la condena hecha pública este martes que obliga a indemnizar a los dos condenados por la Audiencia Nacional en 2008 por un delito de injurias a la Corona por quemar una foto de los Reyes en una manifestación en Gerona en 2007.

La convocatoria pedía llevar una foto del Rey y unirse a un brindis con cava para demostrar que no hay miedo “a ejercer la libertad de expresión y la crítica contra la monarquía posfranquista”, según afirma en su cuenta de Twitter la CUP del Pla de l’Estany (Gerona).

EL CONGRESO RECHAZA DESPENALIZAR LAS INJURIAS AL REY

Apenas unas horas después de la sentencia del Tribunal de Estrasburgo, el Congreso se ha manifestado en contra de despenalizar las injurias a la Corona y los ultrajes a España a raíz de una proposición de ley presentada por ERC para amparar todos esos actos dentro de la libertad de expresión.

Sin embargo, PP, PSOE y Ciudadanos han tumbado la iniciativa por pretender legalizar la “calumnia”, la “mentira” y la “humillación”. Por contra, Unidos Podemos, PNV, PDeCAT, Compromís o EH Bildu se han posicionado a favor de la despenalización de estos delitos y se han agarrado precisamente a la sentencia de Estrasburgo para reforzar su posición

Publicidad

Comentarios