Artur Mas dimite como presidente de PDeCat. Tras un tiempo apartado de la primera línea de política, ha decidido abandonar el liderazgo del partido. Una decisión que ha disparado las teorías en Twitter.

Publicidad

Nadie podría haber adelantado hace unas semanas que Artur Mas abandonaría su cargo como presidente de PDeCat. Cuando algunos en las filas independentistas aún estaban convencidos de que regresaría, el expresidente catalán dejará el liderazgo del partido.

Al parecer, la decisión estaba tomada desde el año pasado junto a la Ejecutiva de PDeCat. Sin embargo, no había trascendido a los medios.

Reunido el comité nacional el pasado lunes, Artur Mas pidió un nuevo Gobierno catalán estable para una legislatura larga, algo que hasta ahora no han conseguido. Se trataba, además, de un mensaje velado a Puigdemont. Un rostro sin el cual, aseguró Mas, el partido podría seguir adelante sin problemas.

La decisión de Mas llega en un momento de plenas negociaciones para la investidura tras las elecciones del 21D. Y con Puigdemont dispuesto a ser investido de manera telemática. Su posible vuelta está generando tensiones dentro del independentismo. Su regreso provocaría, además, su detención.

Mientras la mayor parte de Junts per Catalunya aboga por volver a las urnas antes de buscar otro candidato, Mas querría un presidente estable y afincado en Cataluña. De hecho, hay quien asegura que habría pensado en él mismo y cumplir así con el plan que tenía pensado desde que dejara su puesto a Puigdemont.

Pero también hay otras muchas teorías. Tras conocerse que la dimisión de Artur Mas se produce este martes, en Twitter muchos son los que apuntan a otras causas para ello. Hay quien asegura que Mas se marcha porque Puigdemont no se apartará a un lado, como había prometido. Otros dan por muerto el proceso y empiezan a vislumbrar un Gobierno constitucionalista. Y también quien cree que la próxima sentencia del caso Palau, que podría implicarle, ha tenido mucho que ver en su decisión.

Pero todos coinciden en abrirle la puerta, convirtiendo su nombre en trending topic y alegrándose de la caída de uno de los rostros del proceso catalán.

Artur Mas anunciaba su dimisión este martes, tras la reunión de la Ejecutiva de PDeCat. Junto a él, la vicepresidenta del partido, Neus Munté; la coordinadora general, Marta Pascal; y el coordinador de Organización, David Bonvehí.

El expresidente catalán hacía hincapié en que había tomado la decisión “antes del verano” y recordaba que hace justo dos años, “daba el primer paso al lado”. Era el momento en que abandonaba como candidato y dejaba su puesto a Puigdemont, que se convertiría días después en presidente de la Generalitat.

Mas tampoco ha dudado en hacer referencia al calendario judicial al que tiene que hacer frente este año. Entre ellos, el de la causa ampliada por el Supremo por el 1-O. “Dentro de unos días me llamarán a Madrid para prestar declaración”, decía.

Aseguraba “no estar contento” pero reconocía haberse quitado un peso de encima y contribuir al proceso catalán.

Publicidad

Comentarios