Arenys de Munt se ha convertido en el primer municipio de Cataluña que sancionará a aquellas personas que se dediquen a arrancar lazos amarillos, el símbolo utilizado para apoyar a los dirigentes independentistas encarcelados.

Publicidad

El Ayuntamiento de Arenys de Munt (Barcelona) castigará con multas de 100 y 200 euros a quienes arranquen de sus calles lazos amarillos, el símbolo con el que se reclama en Cataluña el excarcelamiento de los dirigentes independentistas que se encuentran en prisión.

La localidad -referente para el separatismo al tratarse de la primera que organizó en 2009 una consulta popular sobre la independencia- responde así a una incursión durante la noche del 23 de abril de los llamados Grupos de Defensa y Resistencia (GDR), la réplica unionista de los Comités de Defensa de la República (CDR), quienes desprendieron una gran cantidad de distintivos en la población a favor de los encarcelados.

RETIRAR LOS LAZOS, UN “ACTO VANDÁLICO”

La medida se acordó el pasado jueves en el pleno del consistorio, gobernado por ERC, con una declaración institucional que avisa de que se “valorará la posibilidad de sancionar a las personas que retiren símbolos de la vía pública y de espacios privados”. Ésta fue respaldada por los concejales de las fuerzas independentistas (ERC, PDeCAT y CUP) y también la edil del PSC.

La misma declaración condena “que se retiren estos símbolos”, lo que cataloga como “un acto de vandalismo” que atribuye a “grupúsculos fascistas”. “Como administración pública, hemos de actuar e impedir a estos grupos violentos y provocadores sus actuaciones en nuestro municipio”, se insta la propia corporación.

El exalcalde de la población y actualmente concejal Josep Manel Ximenis destacó en las redes sociales el hecho de ser el primer municipio que adoptaba una decisión de este calado. “Plantamos cara a los ‘limpiadores’ de la república catalana”, añadió.

La decisión de Arenys de Munt ha provocado una ola de indignación en las redes sociales:

Publicidad

Comentarios