ERC y JxCat ven ya encaminada la investidura a Puigdemont. “Vamos en la buena dirección”, han dicho desde ambas formaciones después de la reunión del expresidente catalán con parte de su grupo parlamentario.

Publicidad

Ha sido el portavoz de JxCat en el Parlamento catalán, Eduard Pujol, el que ha comparecido brevemente en Bruselas para dar cuenta de las negociaciones que se llevan a cabo entre su formación, ERC y la CUP. De manera muy escueta, Pujol ha dejado claro que la cosa va bien y que el acuerdo llegará en unos días.

Lo ha dicho después de que Puigdemont haya mantenido una reunión en la capital belga este lunes con los exconsejeros y el grupo parlamentario de JxCat. Pujol ha justificado que la reunión “forma parte de la normalidad del grupo” parlamentario porque “la política catalana pasa por Bruselas” en este “contexto de libertades censuradas en el Estado español”.

“Estamos en una situación de excepcionalidad”, ha dicho en referencia a los exconsejeros en prisión y a los que considera “en el exilio”. Tras enviar un “mensaje de tranquilidad y de esperanza a quienes están esperando que pueda cristalizar el acuerdo”, Pujol ha informado de que “estamos en la muy buena y correcta dirección” y ha dado por hecho que “encontraremos el acuerdo en los próximos días”.

El portavoz de JxCat ha insistido en que habrá un acuerdo en los próximos días y que ese pacto garantizará la investidura de Puigdemont. “Las conversaciones van en esa dirección”, ha dicho. Al tiempo, asegura que eso permitirá levantar la aplicación del 155. Pero ha evitado dar detalles del plan.

“Investidura solo hay una y presidencia solo hay una, la legítima y la del president Puigdmeont”, ha terminado.

ERC también ve acuerdo

Por su parte, ERC ha asegurado que ese acuerdo “nos suena bien” y explican que “le da todo el valor al Govern legítimo de Bruselas y lo hace compatible con acabar con el 155, restituir a Puigdemont y formar Govern”, ha dicho Sergi Sabriá, portavoz de ERC.

Así se pronunciaba la formación tras la reunión de JxCat con Puigdemont en la capital belga.

Publicidad

Comentarios