Arran, la organización independentista y de izquierda alternativa, filial juvenil de la CUP, ha reivindicado el ataque que sufrió el pasado jueves un autobús turístico en Barcelona.

Publicidad

“No es turismofobia, es autodefensa contra el barricidio”, ha asegurado la entidad a través de un comunicado.

Los activistas a Arran realizaron pintadas en el vehículo y le pincharon las ruedas para denunciar el modelo turístico masivo que “mata los barrios, destruye el territorio y condena a la miseria a la clase trabajadora”.

“Actuamos legítimamente contra un modelo que nos quiere esclavas”, han afirmado los autores del asalto, que han mostrado imágenes de ese momento en un vídeo.

El ataque se produjo el jueves a media mañana en la ruta azul del bus turístico a la altura del tanatorio de Les Corts. Varios encapuchados detuvieron el vehículo, amenazaron al conductor con un cuchillo y atemorizaron a los pasajeros. Después, pintaron la luna delantera del bus con el lema “El turismo mata los barrios” y pincharon los neumáticos.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, anunció que han pedido un informe para denunciar el ataque. Según dijo, “protestar por el turismo no puede pasar nunca por intimidar personas ni dañar equipamientos”. Por su parte, el concejal de Les Corts, Agustí Colom, consideró la acción un “hecho aislado” y negó que reflejara una situación de hastío de los barceloneses con el turismo.

Publicidad

Comentarios