Carmen Martínez Bordiú quiere ser grande de España. Y para ello ha reclamado el título de duquesa de Franco, que tenía su madre. Una petición de grandeza que ha despertado las críticas en Twitter.

Publicidad

La muerte de Carmen Franco Polo, -única hija del dictador Francisco Franco-, dejaba una herencia millonaria y un título nobiliario. Mientras lo primero se repartía entre sus siete hijos por testamento, lo segundo lo ha reclamado ahora Carmen Martínez Bordiú. Como hija mayor, a ella le corresponde heredar el título aristocrático. En su caso no es otro que Duquesa de Franco con Grandeza de España, una de las más altas distinciones del Estado.

Carmen ha solicitado ya al Ministerio de Justicia el título, que se publica este lunes en el BOE. El anuncio subraya que a partir de ahora, cualquiera tiene 30 días para presentar las alegaciones que considera oportunas en caso de querer disputar el título a Martínez Bordiú. En términos reales, sólo sus hermanos podrían intentar hacerse con el ducado.

Aunque por ser la mayor, a Carmen también le corresponde el señorío de Meirás, éste pasará a su hermano Francis. El tercer hijo de Carmen Franco lo heredará por expreso deseo de su abuela Carmen Polo. Francis, además, ya heredó el marquesado de Villaverde cuando falleció su padre en 1998.

La petición de grandeza de Carmen Martínez Bordiú ha soliviantado los ánimos en Twitter. Los usuarios de la red social han estallado en críticas. Algunos con ironía e humor. Otros con fiereza e ira por ello. Y muchos recordando al abuelo de Carmen. También ha habido quien se ha acordado de Cristina Cifuentes y su máster supuestamente obtenido de manera ilegal.

Duquesa de Franco

Hoy en día, un título nobiliario no implica privilegios especiales, salvo como tarjeta de presentación en ciertos círculos. De hecho, son varios los aristócratas que se han quejado del gasto e impuestos que deben abonar por ello.

El título de Duque de Franco fue creado el 26 de noviembre de 1975, seis días después de la muerte del dictador, por el Rey Juan Carlos. Entonces, fue otorgado a Carmen Franco, entonces marquesa consorte de Villaverde, “en atención a las excepcionales circunstancias y merecimientos que en ella concurren”.

Publicidad

Comentarios