El alcalde de Cervera ha decidido colgar boca abajo el cuadro de Felipe V que está en su ayuntamiento. Asegura que de esta manera pictórica, hace una protesta en firme contra los Borbones.

Publicidad

“En Cervera ponemos al Borbón Felipe V dado la vuelta una temporada antes de sacarlo de la pared. Felipe V y el Decreto de Nueva Planta. Fleipe VI y el 155…”. Así explica Ramon Royes (PDeCAT), alcalde de esta localidad leridana, que ha decidido colgar boca abajo el retrato del primer Borbón que llegó a España. Expuesto en la sala de sesiones del ayuntamiento, el cuadro está dado ya la vuelta.

Una protesta, dice el alcalde, contra todos los Borbones en general. “Queremos simbolizar así nuestro rechazo a ellos”, comenta el alcalde de Cervera, quien ha compartido en Twitter su acción.

El edil asegura que Felipe V fue “el primero de los monarcas hispánicos de la dinastía de los Borbones” y a él le atribuye “el retroceso en las libertades y derechos del pueblo catalán cuando en 1716 promulgó el Decreto de Nueva Planta”.

Royes ha anunciado que acabará quitando no sólo el cuadro de Felipe V sino también otros 25 de los siglos XVII y XVIII. Retratos que van desde los de los Reyes Católicos hasta el de Fernando VII y en el que se incluyen sus esposas.

“Estos cuadros simbolizan una época muy oscura y negativa para Cataluña y es anacrónico que estén expuestos en un edificio que es la casa de todos los vecinos del pueblo”, ha dicho el alcalde de Cervera.

 

Contra el Estado español

Por eso, el alcalde de Cervera no ha dudado en cargar también contra Felipe VI, asegurando que “a la hora de tomar esta decisión, también se ha tenido en cuenta el papel del Rey Felipe VI, defendiendo la actitud y decisiones del Gobierno”.

“Existe cierto paralelismo con la aplicación del Decreto de Nueva Planta, ya que supuso la pérdida de libertades de expresión, presos políticos, ataques a la lengua y cultura catalana y la intervención y disolución de las instituciones catalanas”, ha comparado Royes.

Publicidad

Comentarios