La Policía Municipal de Pamplona ha decomisado a un vendedor callejero 219 chapas con mensajes ofensivos para las mujeres y ahora se investiga la procedencia del material.

Publicidad

Según ha indicado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota de prensa, también se inspecciona para comprobar si existen otros puestos similares en la ciudad que pudieran vender este tipo de objetos.

La intervención policial se realizó al conocerse que un puesto de venta ambulante situado en la zona de la calle Bosquecillo se vendían unas chapas metálicas con mensajes sexistas. Al lugar acudieron agentes de paisano que comprobaron que algunos de los mensajes resultaban ofensivos e incluso podrían incurrir en un delito de odio, por lo que procedieron a la incautación de los objetos y a informar al vendedor de la situación y de las posibles repercusiones.

El Ayuntamiento precisa que una vez finalizada la investigación, toda la información se remitirá el Juzgado de Guardia y a la Fiscalía. Ha sido el colectivo feminista de Pamplona LilithFeminista el que ha comenzado a difundir las primeras imágenes de las chapas en las redes sociales, avisando de que se vendían “en el rastrillo del Parque de la Taconera”.

ALTO CONTENIDO VEJATORIO

La Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Navarra para que se investigue un posible delito de odio por las mencionadas chapas “de alto contenido vejatorio”, cuyos mensajes también se han repetido en camisetas, indica Europa Press.

Esta Comisión indica en un comunicado que “atentan contra la libertad e indemnidad sexual de las mujeres”, ya que se difunde el mensaje de que las mujeres deben “estar disponibles sexualmente y hacer lo que ellos quieran, cuando quieran y por la fuerza”. Mensajes como “chupa y calla”, “para ser tonta no eres muy guapa” o “tu culo será mío” en las chapas, o imágenes en camisetas de un hombre sentado y una mujer de rodillas en posición de hacer una felación, mientras éste le sujeta la mano, “tienen un alto contenido vejatorio y humillante para las mujeres, así como sexista”, precisan.

Añade la Comisión que estos hechos también pueden constituir un delito de odio al “dirigirse contra un grupo social, las mujeres, y alentar a otro grupo social a ejercer actuaciones de violencia sexual contra las mismas”. En este mismo sentido se han pronunciado Plataforma 7N contra las Violencias Machistas, Andrea, Lunes Lilas, Amilips, Juntas y Revueltas, Foro MiRaN, Mujeres Progresistas Navarra, Gafas Moradas y Comfin, que en una nota de prensa piden a las autoridades que investiguen.

Estos colectivos apuntan además que se trata de “una reacción machista” a la campaña realizada por Pamplona contra las agresiones sexistas, a la labor de mujeres y organizaciones feministas contra la violencia de género y a las movilizaciones ciudadanas que el verano pasado reunieron a miles de personas para condenar estas agresiones.

Publicidad

Comentarios