Máxim Huerta se ha refugiado en Londres tras su dimisión. El exministro cogía un avión a la capital inglesa y, desde allí, hacía balance en Instagram de su fugaz paso por el ministerio.

Publicidad

“Fue el mejor de los tiempos, fue el peor de los tiempos”. Con esta cita de Chales Dickens, Màxim Huerta parecía hacer balance de su semana al frente del Ministerio de Cultura y Deportes. El periodista se marchaba a Londres para refugiarse tras su dimisión y pasar el fin de semana. Sin embargo, compartía en Instagram el inicio de su viaje.

Después de dejar su cartera, Màxim Huerta apagó el teléfono y se marchó con su madre a su apartamento en la costa. El mismo inmueble de la discordia, que dio al traste con su cargo por estar metido de lleno en el proceso de fraude a Hacienda. El exministro no ha querido aparecer públicamente y sus íntimos cuentan que ha estado prácticamente sin contestar a nadie.

Este viernes, Màxim Huerta cogía un avión rumbo a Londres. Al parecer, junto a un grupo de amigos. Y con la intención de pasar únicamente el fin de semana. Él mismo, aunque volaba de día, compartía una foto desde el cielo inglés por la noche. Lo hacía con una cita de Dickens que bien podría resumir su paso por el Gobierno de Sánchez.

Un cargo fugaz que, sin duda, ha sido lo mejor que le ha pasado a Màxim pero también lo peor. Del cielo al infierno en apenas siete días y una experiencia de la que aún se tiene que recuperar. Y es que para Huerta el escándalo y posterior dimisión ha sido todo un mazazo.

Publicidad

Comentarios