Punto y final. Tras perder la Presidencia del Gobierno por una moción de censura, Mariano Rajoy ha anunciado entre lágrimas que deja el liderazgo del PP y que convocará un congreso extraordinario para elegir a su sucesor.

Publicidad

Mariano Rajoy ha anunciado este martes que deja la presidencia del PP y que convocará un congreso extraordinario para elegir a su sucesor al frente del partido. Lo ha dicho con la voz quebrada por la emoción durante su discurso ante el Comité Ejecutivo Nacional.

“Ha llegado el momento de poner el punto y final a esta historia. El PP debe seguir avanzando bajo el liderazgo de otra persona. Es lo mejor para el PP y para mí. Y creo que también para España. Y lo demás no importa nada”, ha dicho.

El partido tendrá que abrir ahora un periodo de interinidad, pilotado por el líder saliente, que concluirá en un congreso extraordinario para elegir a un nuevo presidente y candidato para las elecciones generales. Los nombres que más suenan para tomar el relevo son Alberto Núñez Feijóo, María Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría y Ana Pastor.

Rajoy asumió la presidencia del PP en 2003, por designación de José María Aznar, y desde entonces ha perdido dos elecciones generales (2004 y 2008) y ha ganado tres (2011, 2015 y 2016), gobernando casi siete años (2011-2018). Pone fin a más de 30 años en política. Décadas en las que ha sido concejal, diputado autonómico, ministro, vicepresidente y presidente del Gobierno con el PP.

REPROCHES A PEDRO SÁNCHEZ Y CIUDADANOS

El anuncio de Rajoy ha llegado después de que haya hecho un análisis de lo que ha ocurrido en los últimos días y de un balance de su etapa como presidente. Durante su intervención ante los suyos, ha acusado a Pedro Sánchez de haber formado “el gobierno Frankenstein que venía persiguiendo desde 2016” y de llegar al poder con el “estigma” de no haber ganado nunca las elecciones. Y ha añadido que si ahora ha logrado ser presidente es por Ciudadanos y su “afán de oposición” al PP.

Rajoy ha dicho que es “inquietante” la “fragilidad” del nuevo Ejecutivo socialista y de los apoyos que ha logrado de independentistas y populistas, especialmente, ha añadido, cuando la situación en Cataluña “dista mucho de estar calmada”.

Publicidad

Comentarios