Reporteros sin Fronteras ha denunciado en redes sociales el acoso y la presión independentista a los periodistas que ejercen su labor en Cataluña. La entidad ha pedido respeto para que la prensa pueda informar libremente.

Publicidad

Acoso, insultos, amenazas, presiones… La situación de la prensa que informa sobre Cataluña no es la más cómoda por el clima de hostigamiento que han creado los independentistas sobre los periodistas que llegan de fuera de la comunidad autonómica catalana.

Así lo ha denunciado Reporteros sin Fronteras en las redes sociales, recogiendo además testimonios demoledores tanto de periodistas españoles como extranjeros. Todos tienen en común haberse mostrado críticos con el proceso independentista y con el referéndum ilegal.

La entidad ha querido reportar un informe en el que aseguran vivir en un “clima irrespirable” para el ejercicio del periodismo en Cataluña. “Las  continuas presiones del Govern sobre la prensa extranjera y local, el hostigamiento de los ‘hooligans’ del movimiento en las redes sociales contra los periodistas críticos y la intimidación por parte de multitudes de manifestantes contra los reporteros de televisión han creado una atmósfera tóxica contra la libertad de prensa”, dicen desde Reporteros sin Fronteras.

“Las ansias del Gobierno de la región por imponer su relato a la prensa local, española e internacional han traspasado líneas rojas y las maniobras intimidatorias del Gobierno central español no ayudan”, dice Pauline Adés-Mevel, quien está al frente del área de la UE y los Balcanes de Reporteros sin Fronteras.

La entidad ha explicado que el ciberacoso a los periodistas se ha multiplicado por orden de los independentistas, llegando a hablar de intimidación y amenazas y de autocensura ante las presiones de las propias estructuras de poder.

“He tenido acceso a un documento de responsables de prensa de una consejería en el cual figuraba la lista de todos los corresponsales extranjeros en España, con comentarios del tipo ‘muy sensible al tema catalán’ o ‘muy crítico con el independentismo’, desvela el francés Henry de Laguérie, corresponsal en Barcelona de la emisora de radio Europe1.

Desde Reporteros sin Fronteras denuncian así el poco respeto que hay que para los periodistas que se muestran críticos con el proceso catalán, sobre todo los locales, aunque los corresponsales extranjeros también han mostrado la situación que viven.

No son pocos los casos que se han podido ver estos días. Muy comentada fue la agresión que sufrió el periodista Hilario Pino mientras intentaba hacer una conexión en La Sexta.

Publicidad

Comentarios