El amarillo está tiñendo el debate político en Cataluña. No solo en el Parlament, sino también en ayuntamientos, calles, bares, grupos de WhatsApp y ahora también en las playas.

Publicidad

Un grupo de personas ha arrancado decenas de cruces amarillas que estaban clavadas en la playa de Canet de Mar (Barcelona), lo que ha provocado un enfrentamiento que ha acabado con cinco heridos leves.

Fuentes policiales han explicado que el incidente se ha producido sobre las 16:00 horas de la tarde de este lunes, cuando varias personas, algunas de ellas con la cara tapada, han comenzado a arrancar cruces amarillas que habían situado grupos independentistas en la arena de la playa.

Las cruces tenían inscritas palabras como ‘Democracia‘ y ‘Libertad‘ para simbolizar la muerte de estos conceptos en el Estado. Al sacar las cruces, un grupo de personas favorable a la presencia de este símbolo en la playa ha recriminado la acción, lo que ha provocado algún rifirrafe.

El Comité de Defensa de la República (CDR) de Canet de Mar ha calificado la acción como una agresión fascista y ha asegurado que había 30 encapuchados y ha provocado tres heridos: “Esta es su democracia, violentos e intolerantes”, ha expresado en una publicación en Twitter.

CONDENA DE PUIGDEMONT

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont también ha condenado el incidente en un tuit: “Mi total condena a estas agresiones del fascismo unionista, que continúan impunes. No hagamos ninguna concesión a sus provocaciones. Si nuestra actitud cívica y no violenta los exaspera, señal que vamos bien. No caigamos en ninguna provocación”.

ENFRENTAMIENTOS EN OTRAS PLAYAS

El domingo ya se habían producido enfrentamientos verbales en las playas de Llafranc y Calella de Palafrugell. Los que intentaron quitar las cruces y las banderas se encontraron con los aplausos de una parte de los bañistas y vecinos, pero también con la oposición frontal de otras personas, a favor de la acción de los CDR. En los momentos de máxima tensión se produjeron gritos e incluso empujones.

Desde el pasado mes de marzo también han aparecido repletas de cruces amarillas otras playas de la Costa Brava, como las de Port de la Selva o Cadaqués.

Publicidad

Comentarios