Nadia Murad tiene 25 años y acaba de ganar el Nobel de la Paz. Pero, ¿quién esta joven? La activista ha sufrido una dura vida antes de alzarse con el prestigioso galardón internacional.

Publicidad

El comité Nobel noruego ha anunciado este viernes que los ganadores del Nobel de la Paz 2018 son Nadia Murad y Denis Mukwege. Él, un ginecólogo que cura a mujeres violadas en República Democrática del Congo. Pero y ella, ¿quién es esta joven y que dura vida ha llevado hasta llegar a dónde está?

Con tan solo 25 años, Nadia Murad es una reconocida activista por los derechos humanos. También es embajadora de buena voluntad para la dignidad de los supervivientes de trata de personas de Naciones Unidas desde 2016.

En 2014 fue secuestrada y retenida por el autodenominado Estado Islámico. De familia de granjeros, era estudiante y vivía en el pueblo de Kojo, al norte de Irak. Los combatientes de Daesh acorralaron a su comunidad, asesinaron a 600 personas, -incluidos seis de los hermanos de Nadia-, y tomaron como esclavas sexuales a las mujeres más jóvenes. Ella fue una de las más de 6.700 mujeres yazidí tomadas como prisionera.

La propia Nadia Murad ha explicado que durante su secuestro fue golpeada, quemada con cigarrillos y violada. Logró huir tiempo después y fue acogida por una familia. Ellos la ayudaron a salir del área de influencia de Daesh. Pudo así llegar a un campamento de refugiados, donde tuvo que vivir en un contenedor.

En 2015 fue una de las 1.00 mujeres y niños que pudieron viajar hasta Alemania. Allí estableció su hogar finalmente. Pudo regresar a su ciudad de origen tres años después, en junio de 2017.

Denis Mukwege

Junto a Nadia, el ginecólogo y activista congoleño Denis Mukwege es el otro ganador del Nobel de la Paz.

Fundó y trabaja en el Hospital Panzi de Bukavu. Se ha especializado en tratar a las mujeres que han sido violadas por las fuerzas rebeldes. Se ha convertido en el principal experto del mundo en la forma de reparar el daño físico interno causado por la violación en grupo.

Ha tratado a miles de mujeres llegando a realizar hasta 10 cirugías diarias. Eso durante sus 18 horas de trabajo al día.

El Nobel de la Paz les reconoce a ambos por “sus esfuerzos para erradicar la violencia sexual como arma de guerra y conflictos armados”.

Publicidad

Comentarios