Anne Hidalgo se enfrenta a su peor crisis desde que llegó a la Alcaldía de París. A las críticas por su gestión se suma la renuncia de su número dos, Bruno Julliard, que le acusa de ineficacia y arrogancia.

Publicidad

Anne Hidalgo atraviesa uno de sus momentos más complicados como alcaldesa de París. El número dos del Ayuntamiento y considerado su delfín, Bruno Julliard, ha anunciado su dimisión del cargo de teniente alcalde con duras críticas a la gestión de la socialista, a la que acusa de ineficacia y arrogancia.

A año y medio de las municipales, la mano derecha de Anne Hidalgo ha explicado en el diario ‘Le Monde’ que su renuncia se debe a “divergencias importantes” con la alcaldesa.  Considera que se ha encerrado en la Alcaldía y no escucha a los ciudadanos.

La decisión de Bruno Julliard llega después de que Hidalgo le haya propuesto dirigir su campaña electoral. Él, sin embargo, lo ha rechazado porque no se reconoce en sus propuestas. Así, por coherencia, presenta su dimisión.

Julliard, antiguo dirigente estudiantil fichado para la política municipal por el anterior alcalde, Bertrand Delanoe, critica la “inconsistencia” de la regidora. También su “déficit de humildad y comprensión”. “En lugar de abrir un diálogo con los parisinos para superar las dificultades actuales se ha encerrado en el Ayuntamiento y en la negación de sus responsabilidades”, asegura.

Esta dimisión se produce en un momento en el que se redoblan los ataques a Hidalgo por su gestión municipal, en particular por el fracaso del sistema de alquiler de bicicletas municipales, los problemas en los transportes o la peatonalización de algunas partes de la ciudad.

Hidalgo, la última esperanza del Partido Socialista

Hidalgo, nacida en San Fernando (Cádiz) y que gobierna desde 2014 al frente de una coalición con comunistas y ecologistas, es el cargo más visible que le queda al Partido Socialista, que tras las pasadas presidenciales, en las que obtuvo el peor resultado de su historia, sigue sin recuperar el pulso electoral.

En las próximas municipales, que se celebrarán en 2020, tendrá que enfrentarse por primera vez al partido de Enmanuel Macron, que logró un 89,7% de los votos en París en la segunda vuelta de las presidenciales de mayo de 2017.

Un sondeo publicado el domingo por ‘Le Journal du dimanche’ situaba a Hidalgo empatada con un 23% de los votos con Benjamin Griveaux, actual portavoz del Gobierno y al que todos señalan como el candidato de Macron para asaltar la capital francesa.

Publicidad

Comentarios