Silvia Charro y Simón Pérez han vuelto. Y lo hacen con una autoparodia que no les deja en muy buen lugar pero que les devuelve a la popularidad. Esta vez, ambos se enfrentan al rosco de ‘Pasalaraya’.

Publicidad

Convertida en ‘youtuber’ desde que perdiera su trabajo, Silvia Charro compartía un nuevo vídeo en su cuenta. En él, la asesora inmobiliaria y su compañero en el viral vídeo de hipotecas a tipo fijo, Simón Pérez, responden a un rosco de palabras. Como si fuera el concurso de Telecinco, la joven aparece con el rosco detrás y va contestando las preguntas que le hace su compañero. Todas ellas, relacionadas con las drogas y el alcohol.

Bajo el título de ‘Pasalaraya’, lo que ya hace ver de qué trata la autoparodia, Silvia va contestando las definiciones que arrancan con la de “alcohol”. “Tipo de bebida que se consume en las cenas de Navidad de este país”, dice Pérez.

Después, Silvia acierta la definición de borracho con una clara alusión a ella misma y a Simón Pérez.

La de la letra ‘c’ lleva incluida una referencia a Albert Rivera que podría ser incluso querellable. “Sustancia que podrías compartir con Albert Rivera y dicen muchos que has consumido, aunque nosotros afirmamos que eso no ha sucedido”, pregunta Pérez. “Cocaína”, responde contundente Charro.

La ‘d’ lleva acarreada una definición sobre cómo no hay que grabar un vídeo de trabajo, siendo “desfasado” la contestación. La siguiente palabra también lleva una autoparodia en sí misma. “¿Si le haces una OPA a Parla que te queda?”. “Farlopa”, responde Silvia Charro, desatando las carcajadas tanto de Simón con las propias.

“Hater” y “kokaína” son las siguientes palabras, bromeando con esta segunda asegurando que es sustancia en vasco. De manera despectiva también, definen “sustancia en sudaca” para responder “merca”.

“Subidón” y “tendencia” completan el rosco de esta autoparodia. Lejos de ser divertida, no deja en muy buen lugar a sus protagonistas. Y es que Silvia Charro y Simón Pérez están queriendo sacar rédito de su surrealista y viral vídeo. Ambos están jugando al despiste con las sustancias que podrían haber consumido.

Publicidad

Comentarios