El Carnaval de Tenerife 2018 ya tiene reina. Carmen Laura Lourido fue elegida con su fantasía, ‘Renacida’, en una gala en la que se rescataba a Saida Prieto, la joven que se quemó viva por un accidente hace cinco años.

Publicidad

Con la temática de un cuento de hadas repleto de árboles encantados, unicornios, dragones y mucha magia, el Carnaval de Tenerife elegía a su reina de 2018. Carmen Laura Lourido se alzaba con la victoria gracias a su fantasía ‘Renacida’, diseño de Jorge González y en representación de Fuentealta.

La joven se llevaba la corona tras imponerse a las 12 rivales en una fiesta que está considerada de Interés Turístico Internacional. 

Las candidatas subieron al escenario en tres bloques diferentes durante periodos de tres minutos y medio. En ese tiempo, representaron sus candidaturas, mostrando los trajes de grandes dimensiones y peso e interpretando coreografías con melodías de lo más variopintas.

Las murgas y las comparsas amenizaron una gala en la que no sólo la ganadora tuvo su protagonismo. Las redes sociales hablaron, y mucho, de otra de las candidatas, Saida Prieto. 

Hace cinco años, Saida sufría un accidente en el backstage de la gala. Una bengala incendiaba su traje y la quemaba gran parte de su cuerpo. La joven estuvo unos días entre la vida y la muerte y ahora, un lustro después, reaparecía recuperada y con ganas de llevarse el título que en su día no pudo alcanzar.

Sin embargo, Saida no llegó a estar ni entre la ‘corte de honor’. Su fantasía, ‘Mi sueño, una realidad’, quedó por detrás de ‘Yo disco, yo robot‘ (Cathaysa Machado); ‘El reino de los trece témpanos’ (Rosalía Barreto); ‘El secreto del firmamento’ (Ana Deisy Sabina); y ‘Belice’ (Rocío Díaz), que quedaron en cuarto, tercer, segundo y primer lugar de honor respectivamente.

La vuelta de Saida

Saida Prieto volvía cinco años después al escenario en el que sufría un accidente que a punto estaba de costarle la vida. Muchos comentaron en Twitter su participación. Hubo quien pedía un título, aunque fuera a modo honorífico para la joven. Otros esperaban que lo sucedido no hiciera premiar a la candidata sin merecerlo. Pero, sin duda, no pasó desapercibida.

La gala fue seguida por 5.300 personas en el Recinto Feria de Tenerife.

Publicidad

Comentarios