El Consejo de Ministros ha acordado este viernes impugnar ante el Tribunal Constitucional la candidatura de Carles Puigdemont a la presidencia de la Generalitat de Cataluña.

Publicidad

El Consejo de Ministros ha autorizado este viernes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a recurrir ante el Tribunal Constitucional la propuesta de candidatura de Carles Puigdemont a ser investido presidente de la Generalitat.

Así lo han anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

La decisión del Gobierno se produce en contra del informe del Consejo de Estado, que este jueves determinaba que todavía no hay fundamentos para impugnar la investidura de Puigdemont.

El objetivo del Gobierno es que ahora el Constitucional admita a trámite ese recurso y suspenda cautelarmente el pleno de investidura, que el presidente del Parlament, Rogert Torrent, ha convocado para el próximo martes a las 15:00 horas.

“PRIMERO TIENE QUE RENDIR CUENTAS CON LA JUSTICIA”

“Como Gobierno tenemos que utilizar todos los instrumentos que la ley nos da para evitar que alguien que se encuentra fugado de la justicia sea investido presidente de la Generalitat”, ha explicado la vicepresidenta. “Tenemos no solo el compromiso político sino el deber constitucional de hacer todo para que la legalidad no se vulnere”, ha añadido.

Según Soraya, “el Gobierno considera que tiene argumentos legales suficientes para asumir el compromiso político para utilizar todos los instrumentos para evitar que Puigdemont pueda continuar con este desafío al Estado de derecho y a la legalidad. Puigdemont primero tiene que rendir cuentas con la justicia. No está en condiciones de ser presentado como candidato”, ha sentenciado.

“GOBERNAR ES DECIDIR”

A nosotros nos toca gobernar y gobernar es elegir y decidir. Entendemos que es un mal mayor que se produzca una investidura de una persona que tiene una orden de búsqueda y captura por unos delitos como rebelión, sedición o malversación de caudales públicos”, ha explicado.

“Gobernar es tomar decisiones en momentos no fáciles y decisiones que en el caso que nos ocupa son además decisiones novedosas. Estamos viviendo un momento inédito en democracia. Ha habido otros desafíos, pero nos hemos encontrado con que pretenda ser investido un señor que está con una orden de búsqueda y captura. Creo que esto es el quid de la cuestión: Puigdemont está en búsqueda y captura en el territorio nacional. Y aunque algunos responsables políticos hemos perdido capacidad de asombro llevo a su ánimo esto, que quiere ser investido una persona que no se somete a la justicia y que no se pone a disposición del Tribunal Supremo para que pueda decidir sobre su futuro judicial y esta circunstancia no se ha producido nunca en este país y es inédita. Como Gobierno tenemos esta obligación y si existe alguna posibilidad de que se pueda evitar que se vaya a producir ese pleno, tenemos que utilizarla”, ha abundado la vicepresidenta.

Publicidad

Comentarios