Patricia, la madre de Gabriel Cruz, ha hablado este lunes por primera vez tras conocerse la muerte del pequeño. La mujer ha lanzado un mensaje de amor contra el odio en redes y ha admitido que tenía sospechas de Ana Julia desde el principio.

Publicidad

Con gran entereza, como la que ha mostrado en todas sus comparecencias públicas, Patricia hablaba este lunes en el programa ‘Más de uno’ de Carlos Alsina en Onda Cero. La madre de Gabriel se pronunciaba por primera vez desde que se conociera la detención de Ana Julia y se descubriera el cadáver del pequeño en el maletero de ésta.

Muy serena, ha querido lanzar un mensaje de amor y tranquilidad ante la ola de indignación que se ha extendido en redes sociales. “Que nadie retuitee cosas de rabia. Ése no es mi hijo y ésa no soy yo. Que quede lo bonito de tanta gente apoyándonos. Ella ni se merece que hablemos de ella”, decía.

Patricia se mostraba tranquila y serena, e insistía, como hace un par de días, en señalar que “esto ha servido para sacar lo más bonito de la gente”. “No se puede acabar en palabras de rabia ni la cara de esta mujer. Que todo el mundo mande un pescado bonito con palabras bonitas. Esta mujer no se merece cobertura”, decía Patricia. La madre de Gabriel hacía hincapié en que no quiere que esto termine “con la rabia que Ana Julia ha sembrado”. “Gabriel no se lo merece”, terminaba.

Sospechas de Ana Julia

Pocos minutos después, Patricia entraba por teléfono al programa ‘Herrera en Cope’. La madre de Gabriel pedía de nuevo que a nadie le arrastrara la rabia. Aunque lo que más sorprendía era que esta vez aseguraba que sus sospechas siempre estuvieron en Ana Julia.

Tenía la esperanza de ablandarla y de que se viniera abajo. De que en algún momento lo soltara. Por eso, apelábamos a su conciencia en nuestras comparecencias”, explicaba Patricia, que siempre había defendido a la pareja de Ángel.

Carlos Herrera le preguntaba si sospechaba que Ana Julia pudiera ser la autora del asesinato y Patricia insistía: “Yo temía que fuera así. No se podía decir nada, porque era parte de la investigación”, cuenta.

Patricia no ha dudado en explicar que su exmarido, Ángel, está sufriendo mucho. Y no ha dudado en defenderle de toda sospecha. “Él es una persona maravillosa, que nadie dude de él. Yo voy a estar a su lado porque tenemos que superar esto los dos juntos. Está destrozado, pero es muy difícil hacer la digestión de la pérdida de un hijo sabiendo que lo ha matado la persona a la que quieres”, explicaba.

“No sé cómo voy a volver a la normalidad. Espero que la gente me ayude a dar pasitos. Estoy intentando dar la vuelta a esto, pero no sé cómo lo voy a hacer”, terminaba Patricia, que ha agradecido todas las muestras de cariño y solidaridad.

Publicidad

Comentarios